Público
Público

Nadal, la piedra de Ferrer

El manacorí suma su victoria 16 ante el alicantino (6-4, 4-6 y 6-2) en un duelo vibrante y pasa a las semifinales de Roma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Siete días después, distinta ciudad pero mismo enfrentamiento fratricida, misma emoción y mismo resultado. Rafa Nadal y David Ferrer han vuelto a deparar un duelo intenso, de altos quilates, en el que se ha impuesto -como en Madrid- la quinta raqueta del mundo. El manacorí volvió a sufrir para vencer a su compatriota por 6-4, 4-6 y 6-2 y sellar su billete para las semifinales del Masters 1.000 de Roma.

A Nadal, vigente campeó del torneo, luchará ahora por un puesto en la final contra el checo Tomas Berdych, número 6 del tenis mundial, quien hoy dio la sorpresa en Roma al eliminar al serbio Novak Djokovic, número uno, tras una épica remontada. Las estadísticas juegan aquí a favor del español, que ha ganado trece de los dieciséis encuentros disputados con el checo.

En Roma, Nadal busca su séptima corona tras ganar seis veces el torneo en los últimos ocho años, lo que además permitiría al de Manacor escalar al puesto número 4 del ránking mundial, superando a Ferrer, según informó la ATP. De ser así, el español entraría entre los cuatro primeros cabezas de serie en Roland Garros, con lo que evitaría en las rondas intermedias a Djokovic, al británico Andy Murray (2) y al suizo Roger Federer, aunque la participación del escocés en París es todavía duda por sus problemas de cadera.

En el cuarto juego, con 1-2 a su favor, Ferrer gozó de tres bolas de ruptura que no aprovechó. Se le podía haber puesto de cara el primer set pero en el siguiente juego fue Nadal el que encontró el quiebre en la primera opción que tuvo, dejándolo encarrilado con 4-2 al ganar de seguido su servicio, en el que el de Jávea tuvo otras dos bolas de 'break'. Manteniendo el servicio y sin más sustos cerró el primer parcial el mallorquín.

Pero no se rindió Ferrer y en el segundo set comenzó arrollando. Con dos quiebres y ganando sus servicios con mucha seguridad, llegó a ponerse 0-4. Sin embargo, en ese momento llegó la locura que estuvo a punto de echar por la borda la ventaja que había logrado. Nadal recuperó uno de los dos 'breaks' de desventaja y ganando su servicio se acercó hasta el 2-4.

Ganaron ambos sus siguiente juegos con saque, por lo que Ferrer se encontró con 3-5, servicio y 40-30 favorable para cerrar el set, cuando le tembló el pulso cometiendo una doble falta. Ganó Nadal los dos siguiente puntos, colocándose 4-5 abajo con saque. Y fue ahí cuando el alicantino sacó su característica casta para romper de nuevo y forzar el tercero.

En el último y definitivo set se truncaron las esperanzas de Ferrer de ganar a Nadal en tierra batida tras 15 intentos fallidos, a pesar de que en el segundo juego gozó de dos opciones de ruptura, que no materializó. Entonces fue el siete veces ganador de Roland Garros el que consiguió dos 'breaks' para lanzarse a por el partido logrando un contundente 6-2, tras salvar dos opciones de 'break' en el sexto juego, que le mete en semifinales y, por tanto, le permite seguir luchando por llegar como cuarto cabeza de serie a París.

El rival de Nadal en las semifinales protagonizó la sorpresa mayúscula del torneo. El checo Tomas Berdych no solo se impuso al número uno del mundo, Novak Djokovic, sino que lo logró con una remontada espectacular (2-6, 7-5, 6-4). Tras caer sorprendentemente en su debut en el Mutua Madrid Open, Djokovic parecía haber dado un paso adelante en el Foro Itálico con sendas palizas ante Albert Montañés y Alexandr Dolgopolov. Este viernes, todo seguía cuesta abajo para el balcánico, que se puso un set arriba y 5-3 en el segundo, anticipando una cómoda victoria.

Sin embargo, Berdych se revolvió frente a su pesadilla, ante el jugador que le había superado en 14 de sus 15 anteriores duelos. Unas semifinales de Wimbledon 2010 y dos cuartos de final en el Abierto de Australia (2011 y 2013) destacaban en esta lista de agravios infligidos por 'Nole', que no ha podido extender su dominio en Roma.

El tenista checo logró un 'break' providencial cuando todo parecía perdido en el segundo set, continuando una racha de cinco juegos consecutivos desde el 2-5 que le permitió igualar el partido. El número 6 del mundo desplegaba su repertorio de golpes duros y secos hasta elevar a 45 su cifra de 'winners'. En el tercer juego de la última manga, Berdych dio el golpe con un 'break' que ya no dejó escapar, pese a los nervios con 5-4 y saque que le llevaron a desperdiciar tres bolas de partido antes de rematar con la cuarta. Era su cuarta victoria contra un número uno mundial -tres contra Roger Federer- y la primera contra Djokovic, que tendrá que esperar al año que viene para buscar su tercer entorchado en Roma.