Publicado: 14.10.2015 17:51 |Actualizado: 14.10.2015 17:51

Nadal repele el cañón de Karlovic

En su estreno en el Masters 1.000 de Shanghai, el español tiene que remontar ante el croata para llevarse el choque por 7-5, 6-7(4) y 7-6(4). Su próximo rival, Milos Raonic. Destaca que "en estos últimos meses estoy controlando mejor las emociones".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Rafa Nadal celebra un punto ante Karlovic. /REUTERS

Rafa Nadal celebra un punto ante Karlovic. /REUTERS

El tenista español Rafa Nadal superó este miércoles un maratón de dos horas y 45 minutos ante el croata Ivo Karlovic para clasificarse para la tercera ronda del torneo de Shanghai (China), octavo y penúltimo Masters 1.000 de la temporada, y no dio muestra alguna de dolor en el pie derecho.

El jugador balear tenía ante sí un duro estreno ante uno de los mejores 'cañoneros' del circuito y que la semana pasada contra el uruguayo Pablo Cuevas rompió el récord de "aces" que poseía su compatriota Goran Ivanisevic (10.247). El balcánico plantó mucha 'batalla' con sus armas (conectó 24 saques directos), aunque el manacorí sacó adelante el partido en tres sets por 7-5, 6-7(4) y 7-6(4).



Fue un partido marcado por dos estilos diferentes y con un exnúmero uno del mundo que tuvo buenas sensaciones en la pista tanto en juego como a nivel mental. En el primer aspecto, destacó su 'drive', con el que firmó 26 de sus 39 golpes ganadores, mientras que en el segundo sobresalió la fortaleza mental para aguantar el reto que le planteó Karlovic, autor de 24 saques directos y que buscó con ahínco la red.

El balcánico subió hasta en 79 ocasiones a volear, sabedor que desde el fondo sus opciones eran menores y, por momentos y sobre todo en el tercer y definitivo parcial, elevó un 'muro' por donde mantuvo opciones para dejar fuera a las primeras de cambio al balear.

Este no comenzó fino y cedió su primer servicio, otorgando una ventaja peligrosa a un rival poco dado a dar concesiones con su saque. Sin embargo, prueba de su mejoría, Nadal se mantuvo firme en la pista dispuesto a aprovechar sus opciones al resto, que no serían demasiadas.

Así, desperdició dos bolas de 'break' en el cuarto juego, pero no cuando la situación era más favorable para un Karlovic, al que le tembló el pulso cuando sacaba con 5-4 a su favor. El croata perdió el servicio y acusó el golpe porque entregó el siguiente que le habría permitido jugar sus opciones en el 'tie-break'.

El 'cañonero' encajó cinco juegos consecutivos, pero se repuso a esta situación y recuperó su fortaleza con el saque, con el que no dio ningún resquicio al español. Este, en cambio, tuvo que tirar de ese carácter en ocasiones olvidado en esta campaña para levantar un más que peligroso 0-40 con 4-4. Sin más opciones, el de Zagreb demostró su peligrosidad en las 'muerte súbitas' y forzó el tercer y definitivo parcial.

En este las cosas no cambiaron demasiado. Karlovic siguió creando problemas en la red, pero Nadal respondió aguantando bien la presión de tener siempre que igualar a su rival en el marcador. Ninguno dio opciones al resto y un segundo 'tie-break' se encargó de decidir el ganador del billete a la tercera ronda. Con igualdad, una doble falta del croata le dio el espacio necesario para que el manacorí no perdonase.

Nadal: "Estoy arreglando mucho mi control de emociones"

Tras el partido, Nadal expresó su felicidad por encontrar ante Karlovic la fortaleza mental que está buscando en este tramo final de temporada y que se está tomando como un calentamiento de cara a empezar mejor el curso 2016. "La semana pasada ya fue muy positiva, fui cada día a más. La realidad es que me siento jugando mejor, estoy trabajando mucho y creo que llevo meses haciéndolo. Ya lo dije en Pekín, todos los torneos son importantes, pero me lo tomo como un calentamiento para el año que viene".

En este sentido, añadió que su "objetivo es empezar 2016 con una energía diferente a la de este año". "Esta temporada no he controlado mis emociones en la pista, que era algo bueno de mi carrera y es algo que hace meses que estoy arreglando mucho. Hoy ha sido una prueba importante ganar en el 'tie-break' del tercer set. He jugado un desempate casi perfecto sin errores", repasó sobre su debut en Shanghai.

Raonic, el siguiente rival

Ahora, en busca de los cuartos de final, el exnúmero uno del mundo tendrá otro duro examen con el canadiense Milos Raonic, otro gran sacador y que dejó fuera al español Roberto Bautista tras otro encuentro apretado decidido en tres mangas (6-4, 6-7 y 7-6) y dos horas y 40 minutos de duración.

El norteamericano se llevó el primer set con un 'break' cuando el castellonense servía para igualar a cinco, pero no se vino abajo y mantuvo el equilibrio en el choque en el segundo, donde le fue favorable la 'muerte súbita' (7/3).

Bautista salió reforzado de esta situación y logró por fin romper el saque de Raonic al inicio del tercer parcial, pero no supo mantener su ventaja ni tampoco aprovechar una bola de partido al resto con 5-4 a su favor. El 'tie-break' tuvo que volver a dictar sentencia y en esta ocasión le sonrió al canadiense (7/5).

Mucho más difícil será el duelo de Feliciano López contra el serbio Novak Djokovic, después de que el de Toledo derrotara al austríaco Dominic Thiem, por 6-7 (4), 7-6 (3) y 6-3. David Ferrer no pudo completar las victorias españolas. El de Javea, semifinalista en Pekín, cayó ante el australiano Bernard Tomic por 6-4 y 6-2, en una hora y 11 minutos.