Público
Público

Nadal, sano y combativo

Las pruebas médicas a las que se ha sometido esta mañana el tenista han determinado que su tobillo no sufre lesiones graves

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La batalla ante Mardy Fish está asegurada. Las pruebas que le hicieron a Nadal el lunes tras eliminar a Del Potro revelaron que padece una ligera inflamación alrededor de los tendones peroneos, nada que le impida disputar hoy los cuartos de final. 'Después del partido fui a hacerme una resonancia magnética en un hospital de Londres. Durante el mismo pensé que era algo grave, pero a medida que fui jugando el dolor en el pie fue disminuyendo y afortunadamente las pruebas han descartado lesión grave'. Ese fue el mensaje que dejó por la mañana en su página de Facebookantes de ir a entrenarse.

47.000 personas dijeron que les gustaba leer ese comentario. A ellos habrá que sumar la organización del torneo, que confía en que los cuatro mejores del mundo lleguen a semifinales. Con un Federer que, a diferencia del año pasado, sí parece estar en un momento de juego excelente, habría sido doloroso perderse la posibilidad de una reedición de la final de 2008 por culpa de otra lesión.

La cara de Nadal hacía temer lo peor tras el partido con Del Potro. Ya durante el encuentro su mirada salvaje se había tornado gesto de sufrimiento, casi de tristeza. Durante la rueda de prensa, sí salió el Nadal más combativo cuando descubrió que los periodistas extranjeros sólo preguntaban sobre su estado físico. Pidió preguntas sobre el partido, del que estaba orgulloso, y hubo unos pocos segundos de incómodo silencio.

El mallorquín tuvo además tiempo para colar un ataque en toda regla contra la Federación Internacional de Tenis para justificar su ausencia de la eliminatoria de Copa Davis ante EEUU. 'La ITF (siglas de la Federación) sólo piensa en el dinero', dijo con gesto airado. 'No puedo competir en cada semana del año. Mi cuerpo necesita descansar. Ya no tengo 18 años. Tengo 25'. Un calendario infernal no le deja más opciones que una decisión que dice lamentar.

El presidente de la Federación, Francesco Ricci, dijo ayer que está dispuesto a escuchar a Nadal si tiene alguna propuesta, pero no concretó mucho más. Comentó que las fechas se cambiaron hace cinco años porque la ATP y los jugadores pidieron que no hubiera dos semanas entre los torneos del Grand Slam y la Davis.

Ante el norteamericano Fish, a Nadal le espera una versión muy mejorada de un jugador de gran saque y volea, y por tanto deberá incluir en la bolsa amplias dosis de paciencia. Fish de 29 años y número 9 es el tenista de EEUU con mejor posición en el ranking. Los periodistas le llamaron ayer por eso 'llanero solitario' y está claro que Fish disfruta con esa condición. Eso sí, nunca ha ganado a Nadal en las cinco veces que se han enfrentado.