Público
Público

Nadal supera a Janowicz y se mete en cuartos

El de Manacor gana su segundo partido del máster 1.000 de Paris y se enfrentará a Gasquet por un puesto en semifinales.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rafa Nadal se mete en cuartos de final al logar su segunda victoria en el Masters 1.000 de París, último de la temporada, frente al polaco Jerzy Janowicz, un correoso rival que no dio muchas opciones al número uno del mundo pero sí las suficientes para que el manacorí siga en liza y se cite con Richard Gasquet por un puesto en semifinales.

Nadal no gozó del buen saque de su debut ante Marcel Granollers. El rival en esta tercera ronda tampoco dio ritmo al mallorquín, como le ocurrió con el catalán, con lo que Nadal necesitó agarrarse a la pista con cabeza para no verse sorprendido por el polaco. En el primer set, Nadal aprovechó la única opción de romper el potente saque de su rival para mandar en el partido. En el segundo, necesitó tres bolas de partido para sentenciar.

Y es que el servicio de Janowicz, con quien se vio las caras en el Masters de Canadá (uno de los cinco que ha ganado esta temporada el español), complicó el trabajo al resto de Nadal. Con el paso de los juegos, el polaco confiaba más en su juego viendo a su prestigioso rival sufrir. Aún así, el mallorquín guardó su saque y esperó a los juegos claves para meter una marcha más.

En el undécimo juego, Nadal aprovechó una de las dos bolas de 'break' que tuvo para desequilibrar el partido (7-5). Janowicz pareció acusar ceder su arma preferida y en el primer juego del segundo parcial volvió a perder su saque. Sin embargo, Nadal tampoco las tenía todas consigo y perdió la ventaja con su posterior servicio. A partir de ahí, el número uno del mundo comenzó a mostrar la fortaleza mental que le ha hecho levantar tantos títulos.

Y es que Nadal salvó los muebles en el cuarto juego y en el quinto rompió a Janowicz para ponerse por delante no sin suspense (4-2). El manacorí se aferró a la pista parisina y caminó decidido hacia los cuartos de final. El tenista polaco aún aguantó el tipo en el décimo juego y salvó hasta dos bolas de partido, aunque también perdió la opción de alargar el partido (6-4).