Público
Público

Nadal y Federer, a su ritmo

Cómodos triunfos de los favoritos, excepto de Roddick, eliminado en cuarta ronda de Wimbledon

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En el segundo lunes, es costumbre que Wimbledon ponga a los mejores jugadores en pista en el mismo día. Es una buena oportunidad para ver cómo encaran la cuarta ronda. Antes de que se tengan que enfrentar entre ellos, tienen una última cita con tenistas de menor rango.

Es por tanto un día con trampa. Alguno puede encontrarse con una sorpresa. Es momento también para comprobar quién sigue el curso previsto, quién empieza a flaquear y quién se mantiene como tapado. A partir de ahora, los partidos de cinco sets comienzan a dejar huella.

Soderling, próximorival de Rafa, está jugando tan bien como en París

Federer, Nadal y Murray confirmaron que están en el primer grupo. El suizo ha convertido en espejismo su estreno ante el colombiano Falla, cuando estuvo a punto de caer eliminado. Ayer se deshizo del austríaco Jurgen Melzer en 84 minutos. Eso coloca su encuentro casi en la categoría de entrenamiento con público: 6-3, 6-2 y 6-3.

Se puede decir lo mismo de Nadal. También ganó en tres sets (6-4, 6-2 y 6-2) y sólo tuvo que estar algo más en pista: 120 minutos. Se había visto obligado a jugar diez sets en las dos rondas anteriores, lo que había hecho que la prensa inglesa le adjudicara una cierta vulnerabilidad.

La explicación puede ser más sencilla. A veces también hay que dar crédito a los rivales. Haase y Petzschner sacaron bien y no se sintieron intimidados por el español, al menos en los tres primeros sets. No se puede decir lo mismo del francés Mathieu, que ayer pareció desbordado desde muy pronto.

El sueco eliminó a Ferrer en un duro encuentro que se fue a cinco sets

Sin tanta presión como el año pasado y con un cuadro más benigno, Andy Murray camina con paso seguro. Volvió a ganar en tres sets (esta vez a Sam Querrey) y es ya el único que aún no ha cedido una manga. Sea porque la decepción de 2009 fue muy grande o porque hasta ahora ha tenido que competir en atención con la selección inglesa de fútbol, al escocés se le ha visto más relajado de lo normal.

Robin Soderling próximo rival de Nadal era otro de trayectoria inmaculada hasta que ayer se las vio con David Ferrer. El sueco está jugando casi tan bien como en Roland Garros a lo que le ayuda su saque poderoso y que los tiempos de el saque y volea ya son historia en Wimbledon. Soderling se defiende con tanta potencia en la hierba como en la tierra batida.

Ferrer estuvo por momentos peleado con su juego y con el árbitro. Eso es lo que delataban sus gestos y algunos ataques de ira. En realidad, su juego fue sólido (sólo 15 errores no forzados por 43 de su rival) y llegó a estar a dos puntos de la victoria en el quinto set, que luego perdió por 7-5.

Djokovic se aprovechó de la irregularidad de Hewitt, mientras que fue Andy Roddick el favorito que encalló en la trampa de la cuarta ronda. Tenía al rival más fácil de todos: Yen-Hsun Lu, que nunca ha pasado aquí de la segunda ronda. En su sexto Wimbledon, el tenista de Taiwan se aprovechó de un inicio horroroso del finalista del año pasado para ganar en cinco sets.