Público
Público

Nadal puede con todo

El español se cuela en la final tras derrotar a Andy Roddick por 6-4 y 7-6. Ahora le espera Murray

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rafa Nadal está tocado por los ángeles. En un partido que se complicó a causa del viento, el español superó a un rocoso Andy Roddick con solvencia: 6-4 y 7-6. 

Nadal refrendó una vez más que es el número uno mundial sin discusión. A Indian Wells llegó con su habitual discurso lleno de humildad y de modestia. Pero sus palabras no se corresponden con su juego: está jugando excepcionalemente bien y ni siquiera en los momentos de mayor tensión pierde los nervios. 

Ante Roddick hizo toda un exhibición: fuerte en el fondo de la pista, seguro en la red, firme y rocoso en el saque, Nadal impuso su mayor calidad.

El duelo, intenso, de calidad y jugado de tú a tú, arrancó con una temprana doble falta de Nadal que propició la primera bola de 'break' para su rival, aunque el mallorquín pudo darle la vuelta a la situación y no llegó la sangre al río. Roddick, poderosísimo y con una confianza ciega en su servicio, se mostraba imparable, pero el español respondía incluso con juegos en blanco.

La igualdad se mantuvo hasta el empate a tres juegos. Entonces, dos restos antológicos del número uno del mundo facilitaron la rotura de servicio al norteamericano, clave en laconsecución del primer set. El encuentro se le puso muy de cara al español con un nuevo 'break' al comienzo de la segunda manga (2-1); Roddick contestó con la misma arma y Nadal volvió a emplearla, certificando el cuarto punto con un impresionante revés (4-3).

A punto estuvo el número siete del mundo de volver a romper el servicio al español, pero dejó pasar la oportunidad, al igual que hizo Nadal, que pudo llevarse el partido asegurando el servicio. Falló y crecieron las esperanzas de Roddick, que se aseguró el 'tie-break', pero desperdició dos bolas consecutivas con su saque. Con 3-2 a favor en el desempate, Nadal apretó. Un resto defectuoso de su rival, un saque directo a velocidad endiablada y otro golpeo flojo del norteamericano le dieron el puesto en la final. Mañana le espera Murray, ante el que ha jugado en siete ocasiones y ha ganado cinco veces, pero el escocés se llevó los dos últimos duelos.