Público
Público

Nani muestra el coraje del United

Agüero no debutó y el United se llevó el Community Shield

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nani estaba dispuesto a robarle la tarde a cualquiera que se le pusiese por delante. Era la apertura del fútbol inglés, el Community Shield, el equivalente a la Supercopa española. Era también un derbi, el de Manchester entre el United, campeón de Liga y subcampeón de Europa y el City, probablemente el equipo más rico del mundo. Y finalmente fue la tarde de Nani.

Se esperaba el debut de Agüero con los celestes como la máxima atracción, pero no llegó a suceder. El argentino miró impotente desde el banquillo como se le esfumaba una ventaja de 2-0 al descanso a su equipo. Primer título en juego, primera derrota.

El City no jugó mejor en ningún momento, pero en la sosa primera parte supo aprovechar sus oportunidades. En eso algo tuvo que ver De Gea, que pudo hacer más en ambos goles, el de Lescott, de cabeza, y especialmente en el de Dzeko, con un disparo muy lejano y no especialmente ajustado al que el guardameta no llegó a tiempo.

Estaba la cosa difícil para el United, pero los equipos de Ferguson tienen mucho amor propio. Y este, además, tiene grandes jugadores. Pudieron ser otros los que cambiasen el signo del partido, porque los red devils tienen mucho arsenal dospinible, pero ayer fue Nani el que dinamitó a la defensa del City.

En el minuto 52 las distancias se acortaron. Smalling aprovechó cierta torpeza en la defensa de los locales para encontrar un buen remate de cabeza y un gol. El United ya estaba aculando a su vecino, tenían hambre de victoria y no parecían muy preocupados por ir detrás en el marcador. Los goles, jugando así, suelen llegar.

Seis minutos después del tanto de Smalling llegó el festival. El United mutó durante un rato en el mejor Barça y sacó de la chistera una jugada de tiralíneas con siete pases, con un espuelazo de Rooney incluido, de gran precisión en la frontal del área para que Nani se quedase finalmente solo ante el portero fusilase al primer palo e igualase la contienda.

Mancini, en lugar de apostar por la valentía y sacar uno de los muchos atacantes que le han ido fichando en el tiempo, decidió quitar a un delantero, Ballotelli, y meter a Garreth Barry, un mediocentro defensivo.

Las conescuencias fueron las esperables, más dominio del United que ya había perdido la necesidad de preocuparse por la defensa y podía montar una avalancha en el área del City.

Y de la avalancha, como es de esperar el gol. Llegó tarde, en el 89, una vez más de Nani que se fue en velocidad de la defensa de los celestes, aprovechó un clamoroso fallo de Kompany y le dio al United su primer título de esta temporada.