Público
Público

Natalia Rodríguez se saca la espina de Berlín

La tarraconense logra el bronce mundialista en los 1.500 de Daegu. Olmedo, único español que disputará la final del mediofondo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Natalia Rodríguez ya puede presumir de contar con una medalla mundialista gracias a su tercer puesto en la final de los 1.500 metros en los Mundiales de atletismo de Daegu. Además, la tarraconense ha logrado la primera presea de la selección española y se ha sacado la espina de su descalificación en Berlín 2009 (Lee la entrevista a Natalia Rodríguez).

Natalia izo una demostración de táctica y fuerza, aunque le faltó algo de gasolina en los últimos metros y fue superada por la estadounidense Jennifer Barringer Simpson (4:05.40), sorprendente campeona, y la británica Hannah England (4:05.68).

La bahrainí Mimi Belete hizo el trabajo de desgaste desde el inicio en beneficio de su compatriota Maryam Yusuf Jamal, que buscaba el tercer título mundial seguido.

Natalia Rodríguez desplegó su habitual táctica. Comenzó atrás del grupo y tras pasarse el 800 con un tiempo de 2:13.94, progresó hasta la cabeza al paso por el mil, tanto que cruzó la meta al toque de la campana en primera posición .

La española incrementó el ritmo de forma paulatina, pero no pudo hacer una criba definitiva. Entró en la recta final primera y abriendo hueco, pero en los veinte metros finales quedó un poco atascada y fue superada por dos atletas con las que nadie contaba, Barringer Simpson y England para concluir tercera con 4:05.87.

En la categoría masculina de los 1.500 metros, tan solo un español ha sido capaz de clasificarse para la final. El sevillano Manuel Olmedo accedió con solvencia a la lucha por las medallas tras sobrevivir con su gran final en la segunda semifinal. Mientras, los burgaleses Diego Ruiz y Juan Carlos Higuero cayeron eliminados.

El atleta andaluz estuvo siempre en el sitio adecuado, primero en la parte trasera del grupo que lanzó Daniel Kipchirchir Komen y, cuando la carrera se lanzó definitivamente se aproximó a los primeros puestos para rematar en la recta final con su velocidad terminal.

Acabó cuarto con un crono de 3:36.91, pero tuvo la oportunidad incluso de reservar fuerzas y de controlar el número de atletas que tenía por delante y por detrás, ya que pasaban los cinco primeros más los dos mejores tiempos, que iban a ser de esta serie, porque la primera fue más lenta.

Higuero, que lucha por recuperar su mejor nivel después de su operación de pubis, no tuvo recursos para rematar en los últimos 150 metros y encaró la última recta ya sin opciones. Aunque intentó encontrar el cambio no pudo y finalizó décimo con 3:37.92.

Ruiz, el español con mejor marca este año (3:33.18), salió en la primera serie de nuevo, una carrera de enorme nivel, tanto que se quedó fuera el defensor del título, el bahrainí Yusuf Saad Kamel, al acabar sexto con un tiempo que no le permitió entrar por la repesca.