Público
Público

Navarro acude al rescate

La actuación final de 'La Bomba' aborta la réplica del Bilbao y deja al Barça a un paso de conquistar la Liga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Barcelona está ya a un solo paso de conquistar su décimosexta Liga gracias a una genialidad de Navarro. Un triple kilométrico de La Bomba, en el minuto final, cuando Vasileiadis se había empeñado en minar la superioridad azulgrana, desarmó definitivamente al Bilbao Basket, en el segundo asalto de la final de la ACB (74-67). La serie se traslada ahora a Miribilla con posibilidad de cierre, pero también con la certeza de que los pupilos de Fotis Katsikaris se dejarán hasta la última gota de sudor para alargarla todo lo posible. Lo hicieron ya hoy, tras un debate mucho más intenso, físico y matizado que en el primer encuentro. El Bilbao halló otras vías para combatir al Barça, pero, en un meritorio ejercicio de paciencia, los muchachos de Xavi Pascual, replicaron exhibiendo todos sus recursos, que son muchos, y sumaron la segunda victoria de la serie con la genial rúbrica final de Navarro.

El Barça tuvo que trabajarse bastante más el segundo partido, pues, ya desde el inicio, los bilbaínos defendieron mejor, rebotearon más ambos concluyeron el primer cuarto con ocho capturas y lograron cerrar algunas de las vías de agua que habían tenido en el primer partido. Como a los azulgrana les costó anotar inicialmente Navarro evitó angustias y su defensa no fue tan asfixiante como suele pese a la omnipresencia de Sada, los puntos de Hervelle y Mavroeidis le bastaron a los de Katsikaris para no perder de vista al Barça hasta mediado el segundo cuarto (20-14).

El Bilbao, que encontró más vías, no cejó hasta el instante final

El partido tomó otro color entonces, cuando los de Pascual se aliaron con la línea de tres, su ataque fluyó con más naturalidad y la diferencia se fue hasta los 14 puntos (34-20). Gracias a Blums, sin embargo, el Bilbao se sumó al festival de mates y triples del Barça rompiendo su mala racha desde la línea de tres (0 de 8) y eso, junto a las capturas ofensivas dobló las de los azulgrana, le devolvieron al partido (40-34) tras el descanso.

Trabado de nuevo el juego, el Barça se agarró a la inspiración de Ingles y al excelso trabajo defensivo de Sada, que secó por completo a Jackson y reboteó como un pívot, para estabilizar su ventaja en torno a los diez puntos. A los de Katsikaris les costó rebajar la diferencia, por más que siguieron encontrando segundas opciones en el rebote ofensivo y que probaron suerte a menudo desde el exterior. El cuarto resultó tan pobre en anotación como el primero (14-9) y la suerte del partido quedó a expensas del periodo final.

Reaccionó el Bilbao y le complicó la vida al Barça (56-50) que, atascado ante las alternativas defensivas de Katsikaris, vio cómo Vasileiadis iniciaba su cruzada anotadora. Navarro acudió entonces al rescate y cerró el debate con una de las suyas, un triple estratosférico que culminó su constante goteo de puntos. El 2-0 era ya una realidad, pero los vascos mostraron carácter hasta suspiro final.