Publicado: 11.11.2016 09:42 |Actualizado: 11.11.2016 09:42

Neymar y Coutinho alejan a Argentina de Rusia 2018

Brasil golea por 3-0 a la selección albiceleste en Belo Horizonte. Anulado Messi, la 'canarinha' se desató en ataque para continuar liderando la clasificación sudamericana y poner en serios aprietos las opciones de Argentina para acudir al próximo Mundial.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
Coutinho celebra con Neymar uno de los goles de Brasil ante Argentina. /EFE

Coutinho celebra con Neymar uno de los goles de Brasil ante Argentina. /EFE

La selección de Brasil ha superado a Argentina (3-0) en el Clásico de Sudamérica disputado en el Estadio Mineirao de Belo Horizonte y sigue líder en solitario del grupo en las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018, cita donde los brasileños estarán salvo hecatombe de la mano de Neymar mientras que la 'albiceleste' de Leo Messi se complica más la vida al sumar la cuarta jornada sin ganar y segunda derrota consecutiva.

Brasil dio un baño a Argentina para consolidar su liderato y enviar al purgatorio a su rival. Todavía quedan muchas jornadas y la 'albiceleste' todavía depende de ella misma y de los duelos directos con sus rivales para estar en la próxima cita mundialista, pero tiene mucho por hacer y por cambiar para asemejarse a una selección candidata no ya a ganar sino a estar en ese Mundial. Brasil ganó sin tener que brillar. Ganó 3-0 pero la derrota pudo ser mayor para los de Bauza.



Pese a la entrada del 'Kun' Agüero en el descanso por Enzo Pérez para acompañar a Higuaín arriba y crear superioridades junto a Leo Messi, la verdad es que Argentina siguió por los mismos derroteros que los de la mala primera parte, que había acabado con un ya claro 2-0. No hubo otro 'Mineirazo' en Belo Horizonte, como el de la semifinal del Mundial ante Alemania, sino que Brasil asestó un duro golpe a su eterno rival en el Clásico.

De hecho, llegó el tercero de Brasil con el tanto de Paulinho, quien había avisado ya antes seriamente pero vio cómo Pablo Zabaleta salvó el tercer gol una vez que ya había superado a Romero y enviaba el balón a la portería. Pero no perdonó poco después; Marcelo la envió al segundo palo para Renato Augusto, este la dejó atrás para la aparición, de nuevo, de Paulinho y su disparo rozó en un rival y complicó más la vida a Romero, que ni la vio. Un tercer gol que acabó de hundir a Argentina y encendió el Mineirao.

Brasil, con muy poco, noqueó a Argentina. No le hizo falta más. Mientras que Leo Messi se vio obligado a bajar hasta el centro del campo para intentar crear algo de juego, con una albiceleste perdida y sin mordiente, en Brasil aprovecharon su buena colocación defensiva para volar a la contra y encontrar así tres goles que, de no ser por un palo de Neymar y esa salvada de Zabaleta, hubieran sido una 'manita'. Al final el resultado se quedó incluso corto.

Brasil logró anular a Messi

Si estuvo mal, sin ideas ni acertada arriba Argentina, atrás fue incluso peor. Rotos en manos de Neymar y Coutinho y con Gabriel Jesus como un delantero completo moviéndose por toda la zona de ataque para acabar de volver loca a la defensa de Edgardo Bauza. No es que Brasil brillara, pero Tite dio con el clavo; anular a Messi para sentenciar con el tridente de arriba. Y ni la entrada del 'Kun' o de Correo consiguió cambiar ese guión fúnebre para la 'albiceleste'.

Tras un aburrido, lento y trabado inicio de partido, llegando el primer disparo a los 22 minutos y sin peligro, la primera que avisó fue Argentina. La necesidad de ganar para no complicarse más la vida le llevó a tener la iniciativa con el balón, pero sin criterio. Aún así, en alguna jugada aislada, como la de Lucas Biglia en el '23 de disparo potente que Alisson desvió a córner, o un disparo desviado de Enzo Pérez, lo intentó la albiceleste. Y ahí, prácticamente, acabó todo.

Y es que fue Brasil quien asestó los golpes. Con Neymar al mando, sin complejos y capaz de retar a su compañero en el FC Barcelona a una carrera por un balón y ganarle, Brasil sí se gustó. El blaugrana asistió a Coutinho en el primer gol, si bien se lo acabó de construir el del Liverpool con una buena jugada personal en la que retrató a media defensa argentina antes de enviar un derechazo letal a la red.

Justo antes del descanso, cuando Argentina pensaba ya en cómo intentar dar con Messi y con la clave de la remontada, Gabriel Jesus demostró que tiene visión de juego y no solo puntería para ver a Neymar a la espalda de la defensa, enviarle con precisión el balón y ahí Neymar ya bailó samba antes incluso de batir a Romero, superado sin poder hacer demasiado, ajusticiando a una Argentina perdida en ataque y dormida atrás que dijo adiós a una oportunidad de oro de reengancharse a la cabeza.

Ese 2-0 fue la base de una victoria final todavía más amplia que deja a Brasil líder en solitario del grupo, con 24 puntos y uno más que una Uruguay que ganó a Ecuador (2-1). Mucho trabajo hecho ya para los de Tite, y todo lo contrario le sucede a Bauza, que tiene un 'papelón' por delante. Ahora mismo Argentina sigue sexta, pues Paraguay perdió en casa contra Perú pese a adelantarse (1-4), a un punto de Chile, en zona de 'play-off', y de Ecuador, en posición de clasificación en estos momentos. Y muchas dudas y explicaciones a dar tras lo visto en Mineirao.