Publicado: 20.01.2014 09:19 |Actualizado: 20.01.2014 09:19

Ni Nishikori ni las ampollas pueden con Nadal

El español necesitó dos tie-breaks para imponerse al correoso japonés y olvidarse de su dolor en la mano en un partido en el que le sucedió de todo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El español Rafael Nadal sufrió para doblegar al japonés Kei Nishikori, por 7-6 (3), 7-5 y 7-6 (3) después de tres horas y 17 minutos, pero encontró el momento de atacar en cada set para hacerse con un puesto en los cuartos de final del Abierto de Australia, el primer Grand Slam de la temporada.

Nishikori jugó un gran partido y mantuvo a raya al número uno del mundo. Tiene el japonés el don de la colocación en la pista, y una gran facilidad para conectar golpes ganadores escondiéndolos hasta el último momento, pero le falta aún el paso adelante para derrocar a un rival tan endurecido en mil batallas como es Nadal.

El español ganó un partido complicado en el que le ocurrió de todo. Fue advertido por la juez de silla Eva Asderakis por violación de tiempo dos veces. Rafa, que no había perdido un solo saque en los tres partidos anteriores sufrió cuatro robos en éste, rodó por los suelos y se rompió los cordones de su zapatilla izquierda y su mano izquierda, en la que tiene una llaga, tuvo que ser supervisada por el fisio al final del segundo set.

Después de la exhibición ante el francés Gael Monfils en la ronda anterior, a Rafa le tocó trabajar a destajo, correr más que nunca este año en la Rod Laver Arena, y sentirse dominado en muchos momentos por el inspirado pupilo de Michael Chang. Pero como casi siempre, su entrega le dio sus frutos y exprimió su experiencia para romper en el momento adecuado y desvanecer las esperanzas de su rival, que encajó una nueva derrota, la sexta, y que solo mantiene un set ganado ante el español desde aquel primer duelo en Queen's de 2008.

Situado ya en cuartos por séptima vez en este torneo que ganó en 2009, en busca del décimo cuarto Grand Slam que le serviría para igualar en títulos grandes con Pete Sampras, con nueve partidos ganados consecutivamente (título en Doha incluido), Nadal se medirá en esta ronda con la sensación búlgara Grigor Dimitrov, que dejó fuera de combate al español Roberto Bautista Agut, por 6-3, 3-6, 6-2 y 6-4.

Nadal ha ganado las tres veces que se ha enfrentado con Dimitrov, que hoy se metió por primera vez en los cuartos de final de un grande. "Es un jugador increíble y estará en mejores posiciones dentro de poco", dijo sobre la pista. "Hoy ha sido difícil pillar la posición dentro de la cancha. Kei siempre juega muy rápido y tiene una movilidad fantástica. Y esta vez ha pillado la bola mucho más rápido que en otros partidos. He tenido que correr más que nunca y estoy contento porque mis piernas han respondido", resumió el español.

"Tengo buen control sobre la pista, pero tengo que respetar la decisión de la juez, aunque no me guste", dijo sobre las advertencias por exceso de tiempo al saque. "Nunca me sucedió y siempre es bueno sentir cosas nuevas", añadió al comentar la rotura del cordón de su zapatilla izquierda. "Siempre estoy con problemas con mis manos, con ampollas y demás", dijo al referirse a las protecciones, "no duele pero sin protección puede ir a peor".