Público
Público

No todo es Contador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En un mundo como el ciclismo, en el que, por ejemplo, Wiggins casi siempre respondía a los periodistas de mal genio en el Tour de Francia, ¿qué significa Joaquín Rodríguez (Parets, Barcelona, 1979)? La pregunta quizá sea para las agencias de publicidad y hasta para los departamentos de RRHH de las empresas que podrían encontrar un museo en este hombre.

Ciclista tardío, ha logrado lo mejor de su vida a partir de los treinta. Pero eso nunca fue un problema para Purito, al que el mítico Laurent Jalabert apodó así, en sus tiempos de la ONCE, cuando le atacó en las rampas de Sierra Nevada simulando que se fumaba un puro. Su lenguaje es coloquial y divertido y, en sus años de profesional, jamás concedió una entrevista sin dejar algún titular o alguna risa que se salga de lo corriente. Por eso no se ha dejado gobernar por el ansia de gloria que le ha  atacado en los últimos años en los que, sin embargo, la suerte no se ha responsabilizado de su esfuerzo. Hace dos meses perdió el Giro de Italia por 16 segundos y lo aceptó como un golpe del destino. 'La vida está escrita de una forma y tiene que acabar como tiene que acabar'.

El día que perdió la Vuelta en Fuente Dé tampoco disparó una sola queja frente a nadie y, a diferencia de lo que suele pasar, tampoco buscó excusas. 'Hay que pensar que esto es bueno para nuestro deporte, porque mañana -dijo- habrá muchas páginas de ciclismo en los periódicos y es lo que hace falta'. En realidad, ha sido duro de aceptar lo que ha pasado en esta Vuelta para un hombre que, antes de ascender la Bola del Mundo, declaró: 'Jamás lo vi tan cerca'. Y es verdad. En sus rampas, se convenció de que estaba más fuerte que Contador y Valverde, pero...

A los 33 años, ha perdido una oportunidad que tal vez no vuelva a pasar. 'Soy una persona que cree muchísimo en el destino'. Y, aunque él ahora tal vez no esté de ánimo para decirlo, no debe olvidar que Cadel Evans ganó el año pasado el Tour de Francia con 34 años. Así que el principio de su victoria tal vez haya estado en esta Vuelta a España, en la que dio una lección de saber perder. Algo que también es importante para el ciclismo.