Público
Público

"No hay un tenista profesional que se levante de la cama sin dolores"

Ángel Ruiz Cotorro es el responsable del seguimiento médico de Rafa Nadal y el hombre que ha supervisado su lesión de rodilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lleva décadas siendo la referencia en la medicina del tenis. Ángel Ruiz Cotorro (Santander, 1958) es el responsable del seguimiento médico de Rafa Nadal y el hombre que ha supervisado la lesión de rodilla que apartó al número dos del mundo del último torneo de Wimbledon.

'¡Parece que se ha acabado el mundo por no jugar este año Wimbledon!'

¿Cómo está Nadal realmente?

Pues está con tendinitis. Las dos rodillas le molestan. Son inflamaciones de los tendones cuadricipitales [situado s entre el músculo cuadriceps y la rótula] que mejoran con reposo.

Él ha declarado que 'perderá' en Montreal.

Al volver a competir, los tendones deben adaptarse y acostumbrarse al nuevo esfuerzo. No es fácil.

¿Qué podemos esperar de él en este ciclo Montreal-Cincinnatti-Abierto de los Estados Unidos?

Yo creo que está evolucionando bien, pero la competición lo dirá.

¿Ha estado entrenándose bien?

Sí. En los últimos días se ha entrenado a una intensidad elevada y con buenas sensaciones.

¿Cómo es su forma física en este momento?

Muy buena. Ha hecho mucho trabajo de pesas y está muy fuerte del tren superior. Sus preparadores físicos (Rafa Maymó y Joan Forcades) están satisfechos con el trabajo de los últimos días.

¿Se plantean la cirugía?

Hoy por hoy, no. Preferimos un tratamiento conservador.

En los tendones rotulianos [situados por debajo de la rótula] también ha tenido problemas...

Sí, pero todos los tenistas sufren de los rotulianos.

Su lesión crónica en el pie parece controlada.

Sí. Está evolucionando muy bien y esperemos que siga así.

Rafa ha llegado a decir que confía en 'jugar con un dolor asumible'. ¿Cómo es posible que se exprese así un deportista de 23 años? ¿Dónde va el deporte?

Esto es así. No hay un tenista profesional que se levante de la cama sin dolor. Las lesiones son parte de la vida de los deportistas. Rafa tendrá ahora una etapa de molestias que se le tienen que ir pasando. Ha hecho un gran trabajo muscular en las últimas semanas y ahora el tendón se debe ir acostumbrando a cargas progresivas. Ahora trabajamos con un solo objetivo: el Abierto de los Estados Unidos [comienza el 31 de agosto].

¿Y el futuro? ¿Deberá renunciar Nadal a jugar todo el calendario? ¿Debe limitarse a los cuatro torneos de Grand Slam y olvidarse del número uno?

Eso en cierto modo ya lo estamos haciendo. Rafa debe superar la situación actual y luego adaptar su calendario a su físico. Ya ha entendido que su futuro pasa por centrarse sólo en los grandes objetivos.

¿Tendría sentido plantear un año sabático para recuperarse bien?

Tanto, no. Perder el contacto con la competición es arriesgado. Lo que debe intentar Rafa es encontrar periodos de descanso dentro de la temporada.

¿Ve a Nadal jugando al tenis a los 30 años?

La verdad es que él lleva ya cinco o seis años compitiendo al máximo. No sé. Me habla de ¡otros siete años!... El problema de Rafa es que no tuvo una adaptación progresiva al máximo nivel. Él triunfó de golpe, era muy jovencito cuando conoció el éxitio y no ha cumplido etapas. Es lo contrario a la evolución de Federer, que fue más en progresión.

¿Mantiene todavía Nadal la ambición, el hambre de victorias?

Claro que sí. Vamos a ver, hace sólo dos meses era el número uno del mundo y estaba haciendo el mejor año de su historia. Se olvida todo muy rápido. ¡Parece que por no jugar Wimbledon este año se ha acabado el mundo!

¿Hay que suavizar el calendario del tenis profesional?

Hombre, se deberían encontrar soluciones que permitan más periodos de descanso, más espacios entre competiciones. El nivel de exigencia es tremendo. He visto jugadores que han competido 30 semanas en un año. Hay que distanciar más los torneos, buscar miniciclos de descanso. Por ejemplo, el calendario de la temporada de tierra batida hay que suavizarlo, es necesario espaciar más los torneos.

Rafa participa además esta semana en el torneo de dobles. ¿Para qué más sobrecarga?

Bueno, realmente es una prueba. Algún partido de dobles le puede ir bien para ver sensaciones.

¿Se cuida Nadal? ¿Cómo va en el apartado de la nutrición?

Ha mejorado mucho en su nutrición. Se ha aplicado.

¿Cuál era su pecado? ¿Pizzas, hamburguesas...?

Era muy aficionado a picar cosas entre horas. Y esto ya no lo hace.