Público
Público

"No me habría gustado coger así el liderato"

Andy Schleck intenta polemizar por el ataque de Contador durante su avería

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La maldita cadena sembró el debate del fair play. Nadie esperó a Schleck. Después de 6 días de líder, cedió el primer puesto a Contador -quien aseguró que no vio la avería- por 8 segundos. De la mala suerte del jefe de filas del Saxo Bank también sacó dividendos Samuel Sánchez, que mantuvo la tercera plaza en la general a 2 minutos, con el ruso Denis Menchov al acecho del podio a 2:13.

Mientras Contador no entendía cómo 'Andy había tardado tanto en colocar la cadena', el ex líder tragaba saliva. 'Esto es una cuestión de fair play y que cada uno interprete lo que quiera. A mí no me hubiera gustado coger así el maillot amarillo', dijo. Contador subió al podio a recoger la camiseta de líder por undécima vez en el Tour. Ya en medio de la polémica por aprovechar la desgracia de la avería de Schleck para obtener renta. El debate estaba abierto en el pelotón tras el traspaso del amarillo.

Llegó a las costas de Lanzarote en 2005 y vive y se entrena en Lérida

El madrileño insistía en que no fue consciente de la jugada de la cadena de su rival. 'Él arrancó primero, me pilló encerrado y yo había tirado ya, iba lanzado para arriba, no sabía nada de su avería aunque no creo que tardase mucho en meter la cadena', aseguró al entrar en meta, donde se encontró con el del Saxo Bank. 'Nos hemos saludado ahora y él estaba muy triste, son circunstancias de la carrera, eso le puede pasar a cualquiera', manifestó el de Pinto.

Entorno a los autobuses de los equipos, el hervidero de opiniones discrepaban sin cesar. Uno de los más claros fue Samuel Sánchez. 'Las circunstancias de carrera a veces te benefician y otras te perjudica, pero así es la carrera', manifestaba el del Euskaltel, considerando el incidente como una mera circunstancia de competición. Mientras, Bernard Hinault, cinco veces ganador del Tour, también a favor del comportamiento de Contador, fue más hiriente en su análisis al recomendar a Schleck que 'aprenda a manejar los cambios de la bicicleta'.

Schleck, por su parte, no quería escuchar cuentos de juego limpio. 'Yo no sé qué hubiera hecho en lugar de Contador, pero no me gustaría ganar el Tour con cosas como ésta'. Una crítica que matizó, más tarde, tras superar la frustración de haber perdido el amarillo. 'La gente puede pensar lo que quiera, pero Alberto es uno de los que me esperaron en Spa y eso es fair play', dijo Andy, quien ante todo estaba 'enojado' consigo mismo. Para el luxemburgués 'queda mucho Tour', y anuncia 'venganza'.

En la polémica, a pesar de hablar de oídas, también terció Armstrong. Y, cómo no, el de Austin se postuló a favor del luxemburgués. 'No he visto lo que ha pasado porque iba detrás, pero si Alberto Contador atacó cuando Andy tenía problemas con la bicicleta, no es correcto, aunque debo ver las imágenes', explicó el líder del Radioshack. Armstrong señaló que estas situaciones 'son una pena', y recordó algunos casos similares que ha vivido en el Tour de Francia. 'En 2003 me caí yo y los demás me esperaron (posteriormente él atacó sin piedad a sus samaritanos en Luz Ardiden), y en 2001 yo esperé a Ullrich cuando se cayó. Es mejor esperar, pero es este caso de hoy tal vez sea diferente porque era la última subida y la carrera iba lanzada', señaló.

Por su parte, Johan Bruyneel, director de la escuadra estadounidense, fue más tajante. 'Alberto Contador no debía esperar porque era el final de la etapa y además iba por delante Samuel Sánchez, que es tercero de la general', dijo. El director belga fue más allá. 'El material se puede romper, y eso es parte de la carrera', concluyó. El Tour, por una cosa o por otra, se anima y ahora el duelo tendrá cuentas pendientes extras.

Encuesta: ¿Debería Contador haber esperado a Schleck?