Publicado: 04.10.2014 09:30 |Actualizado: 04.10.2014 09:30

"Nosotros no somos ningunos paquetes"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Fue uno de los grandes maratonianos españoles de los noventa. Fue el primer atleta español que bajó de las 2 horas y 10 minutos en maratón. Pero hoy Antonio Serrano (La Solana, 1965) es un reputado entrenador de atletas. Es el hombre que ha llevado a Chema Martínez a una plata europea en maratón con casi 40 años; a Alessandra Aguilar a un quinto puesto en un Mundial y que ha logrado convencer a Javi Guerra, cuarto en el último Europeo de Zürich, de que puede triunfar en los 42,195 km. Por eso elijo a Serrano para explicar por qué lo que ayer fue posible hoy es imposible para el maratón español. A partir de su testimonio, hacemos un tratado sociológico de esta prueba en la que España ha huido del ránking mundial. Serrano explica el porqué de esto que parece una resignación. Nada que ver con los años noventa en los que nuestros maratonianos presumían de todo el dinero que se ganaba con esta prueba.

Vista esa marca de Berlín (2:02.57), ¿el maratón evoluciona más rápido que la sociedad?

"Los atletas keniatas y etíopes han visto un filón con el tema del maratón para ganar dinero y ayudar a sus familias"Opino que no, pero ha ocurrido que los atletas keniatas y etíopes han visto un filón con el tema del maratón para ganar dinero y ayudar a sus familias. Y este siglo lo ha cambiado todo. Antes, los europeos teníamos opciones. Pero ahora entre estos dos países, Kenia y Etiopía, ocupan 98 marcas por debajo de 2 horas y 6 minutos.

Es evidente que para batir el récord mundial de maratón hay que pasar hambre

No. Es más, no creo que esos atletas hayan pasado hambre. No tiene por qué. Pero sí es verdad que ellos tienen una manera diferente de alimentarse y por lo visto eso les ayuda a correr más deprisa.

El maratoniano Javi Guerra ha llegado a decir que viendo a los africanos correr casi 10 minutos más rápido que él casi se siente "un paquete"...

Tampoco estoy de acuerdo. Una cosa es que sintamos admiración al ver correr a atletas a esa velocidad, pero otra envidia, y no, de envidia nada. Mi lema es que cada atleta dé lo máximo que puede y Javi puede llegar a 2:08 o 2:09. Me gusta porque él, como Alessandra Aguilar, pone todo para darlo todo. A partir de ahí hay que aceptar lo que cada uno es. Nosotros hemos nacido en Europa y siendo así, ellos son dos de los mejores del continente, así que nada de sentirse paquete.

Pero hubo un tiempo en el que los españoles estuvimos muy cerca del récord del mundo de maratón, incluso ganábamos a los africanos

"Ahora, los africanos entrenan con métodos más modernos, más ayudas técnicas y fisiológicas"Pero es que esto ha cambiado mucho. Ahora, los africanos entrenan con métodos más modernos, más ayudas técnicas y fisiológicas. Ahora, por ejemplo, podemos ver a Kimetto haciendo un test de esfuerzo, algo que hace años era impensable. Si a eso se suma que se han convertido en ídolos, que han arreglado sus vidas y las de sus familias...

Entonces nosotros no tenemos la culpa

No, no creo que podamos igualarnos nunca a los africanos. Nuestra sociedad es completamente distinta y cada vez es más difícil encontrar atletas de raza blanca que consigan hacer buenos resultados. Hay algunos que se van largas temporadas a África y mejoran como el italiano Meucci, pero otros no.

¿La falta de dinero que hay en el atletismo español tiene la culpa de algo?

No, yo siempre digo que el atleta tiene que estar aquí porque le gusta. No puede estar pensando en el dinero que va a ganar o dejar de ganar, porque entonces está equivocado. Si un atleta joven debe ir a Bélgica y pagar 100€ por inscribirse en la competición tiene que aceptarlo como que va a hacer algo que le gusta. A lo mejor, en mi época no era así. Pero ahora sí y hay que aceptarlo.

Eso es fácil decirlo, pero si no hubiera sido por dinero, ¿usted hubiera sido atleta?

En mi caso, el dinero vino extra. Yo hubiera corrido igual. Era algo que hacía porque me gustaba hasta que empece a destacar y tuve la fortuna de vivir una buena época que me dio para encarrilar la vida. Ahora, sí es más difícil, porque sólo hay dinero para los diez primeros y, como en todos los trabajos, los sueldos han bajado. Pero eso a mí también me ha pasado. Mi sueldo lleva años sin subir, y eso es como si hubiera bajado.

Hay entrenadores de atletismo que son casi altruistas. No sé hasta qué punto eso tiene que ver con la decadencia de nuestro maratón, pero un país sin entrenadores...

"Los atletas de elite cada vez van a tener más problemas para encontrar entrenadores"Eso está claro. Los atletas de elite cada vez van a tener más problemas para encontrar entrenadores. Ahora hay mucho entrenador, mucha gente que hace el Curso Nacional, pero casi ninguno entrena a la elite. Es un paso difícil, porque la Federación no puede contratar entrenadores y la mayoría opta por dedicarse a entrenar a atletas aficionados. Entonces ves a gente como Redolat, Juan Carlos de la Ossa, el mismo Julio Rey, que han sido grandes atletas, montar empresas para entrenar a populares. Pero eso no es elite, claro.

¿Entonces cómo podemos aspirar a plantar cara a Kimetto en el maratón? Fabián Roncero se la plantaba a Tergat, a Gebresselassie...

Bueno, no todo está tan mal. Todavía hay ayudas y en el futuro tiene que haber atletas. Yo voy a ver campeonatos alevines y cadetes con mis hijas y los veo. Veo que hay base. Por eso desconfío cuando me dicen que se va a acabar el atletismo en España. Pero a lo mejor lo que no podemos aspirar es a que esto sea como hace 20 o 30 años. La vida evoluciona y ahora hay muchos más deportes, mire el triatlón. Así que el atletismo o el maratón español tiene que aceptar su posición en la vida.

Si en España ha nacido un campeón de Formula 1 (Alonso), ¿por qué no puede nacer un atleta que corra el maratón por debajo de dos horas?

"En el fondo cada vez es más difícil conseguir resultados para los atletas de raza blanca"En el fondo cada vez es más difícil conseguir resultados para los atletas de raza blanca. No hay que engañarse. Pero eso no quiere decir que no puedan aparecer atletas que estén entre los mejores de Europa. Aquí, en Madrid, siempre hay atletas. Cada año viene a estudiar muchachos de otras provincias que tienen condiciones y que hay que saber trabajar.

Primero, habrá que preguntarles si quieren empezar como altruistas

No, primero hay que entenderlos. Luego, tendremos la oportunidad de ver si pueden llegar. Yo no voy a forzar nunca a un atleta para que solo haga atletismo. Jamás. Ahora, por ejemplo, tengo tres chavales que estudian Medicina y en tercero no les ha quedado ni una asignatura. Porque eso es lo primero. Hay que tener paciencia. Yo no quiero que nadie se hipoteque a esto. Yo mismo acabé mi carrera universitaria. Pero a lo mejor si en uno o dos años vemos que alguno de esos chavales despuntan tal vez pueda decir a alguno de esos chavales, 'oye, ¿por qué no cogéis este año alguna asignatura menos y arriesgamos con el atletismo?'

En fin, que no quiere perder la esperanza

Yo no la perderé nunca. Tuve oportunidad de dedicarme a otros trabajos en Castilla La Mancha. Pero decidí empezar con un contrato a media jornada en la Federación de Atletismo, porque mi pasión, mi vocación, es el atletismo. A punto de cumplir los 50 años, me considero un privilegiado por ello.

¿No pensó en emigrar a África para ser campeón olímpico, mundial....?

No me llama la atención. El mérito que yo busco es sacar un atleta español que sea maratoniano, mediofondista, sea lo que sea. Y lo quiero sacar con nuestra cultura, con nuestra filosofía de vida. Por eso cuando me preguntan que es lo que he aprendido de los africanos digo que aprender, aprender, he aprendido poco. Porque yo vivo en Madrid y me debo ajustar al sitio en el que vivo.