Público
Público

"A nuestra vuelta no había ni periodistas"

La memoria de Basora, máximo goleador español en Brasil 1950

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con 83 años, Estanislao Basora es historia viva de la selección. El ex futbolista del Barcelona fue una de las figuras de España en el cuarto puesto logrado en Brasil 1950, la hazaña que hasta el miércoles sobrevivía inalterable como la mayor gesta mundialista de La Roja. 'Ya era hora de superar aquello apunta el propio Basora. Cada selección tiene su tiempo y hoy las cosas son muy diferentes. Es difícil comparar el fútbol moderno con el de mi época, pero creo que España nunca tuvo un equipo tan potente y con tanta clase como el actual'.

Natural del Bages (Barcelona), afincado en Madrid tras colgar las botas y residente en Las Palmas, donde vive con su esposa y su suegra (101 años), Estanislao exhibe una memoria privilegiada y una conversación entrañable. Basora siempre vio el fútbol con la claridad y la sensatez de los entendidos.

Lo hizo en sus tiempos de jugador, cuando creció como un adelantado a su tiempo, y lo hace ahora en su condición de octogenario y guardián en el tiempo de mil y una historias relacionadas con el fútbol, la selección, el Barcelona y la vida. 'Con ocho años', recuerda, 'ya jugaba en mi pueblo, en Colonia Valls, con chicos mucho mayores que yo, de hasta 14 años; y cuando fiché por el Manresa, con apenas 15, ya hicimos una trampilla para conseguir ficha en el primer equipo, porque entonces estaba prohibido debutar tan joven'.

«España nunca tuvo un equipo con tanta clase como el actual»

Integrante del mítico Barça de las cinco Copas y apodado El monstruo de Colombes por los tres goles que, durante un amistoso disputado en dicho estadio, le hizo a Francia en apenas 15 minutos, Basora maduró rápido y se hizo más fuerte porque tuvo que superar un episodio muy desagradable: dos atracadores asesinaron a su padre en la fábrica textil que regentaba.

Tal vez por eso, Estanislao no tuvo nunca miedo a nadie ni a nada y, pese a ser el benjamín del grupo, ni siquiera ejerció de novato con la España de Brasil 50. Al contrario. Cumplió de sobra como titular indiscutible y fue uno de los héroes de aquel equipo. Acabó segundo en la tabla de goleadores, con cuatro, cinco menos que los nueve del brasileño Ademir, y ante Uruguay se convirtió en el primer español que lograba un doblete en un Mundial. Sesenta años después, Basora reivindica la importancia de aquellos dos goles frente al famoso de Zarra ante Inglaterra: 'Al fin y al cabo, Uruguay sería luego la campeona mientras que Inglaterra venía de perder ante Estados Unidos'.

El delantero catalán maduró a la fuerza: dos atracadores mataron a su padre

El catalán reconoce que el cuarto puesto de España no tuvo entonces, 'ni mucho menos', la repercusión que suscita la trayectoria de La Roja actual. 'El Mundial se ha convertido en un acontecimiento tremendo', apunta asombrado. En su época, la señal de la incipiente TVE sólo llegaba a Madrid y no había posibilidad de conectar con Eurovisión.

De hecho, España no pudo ver un Mundial en directo por la pequeña pantalla hasta Chile 62. Pendientes aún del advenimiento del transistor, los enormes aparatos de radio emitieron la voz de Matías Prats narrando las hazañas de Basora, Zarra, Ramallets y compañía. 'Entonces, el Mundial no era para tanto', apunta Estanislao. 'Es más, cuando llegamos a España, en el aeropuerto no había ni periodistas esperándonos'.

En la actualidad, Basora disfruta orgulloso y satisfecho de vivir 'muchos de mis compañeros de entonces ya se han ido', dice apenado cómo una generación de futbolistas, que podían ser sus nietos e incluso bisnietos, asume por fin el testigo de aquella gesta para superarla con creces. Porque para Estanislao, que ya lo confesaba entre los suyos antes del partido del miércoles, la semifinal ante Alemania era 'una final anticipada'. 'Ahí está el ganador del Mundial', afirma contundente. Palabra de Basora. Palabra de sabio.