Publicado: 20.05.2015 13:42 |Actualizado: 20.05.2015 13:42

Nuevo incidente de Benzemá al volante: la Policía le pilla sin carné

El delantero francés fue parado el lunes en un control rutinario cerca de Barajas. En 2013 ya fue condenado al ser captado por un radar en la M-40 a 214 km/h.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Benzema recogiendo uno de los Audi que el Real Madrid da a los jugadores cada temporada.

Benzema recogiendo uno de los Audi que el Real Madrid da a los jugadores.

MADRID.- El jugador del Real Madrid Karim Benzemá ha sido imputado por un delito contra la seguridad vial tras no aportar el carné de conducir al ser parado en un control rutinario de la Policía Municipal de Madrid en las inmediaciones del aeropuerto de Barajas.

Según han confirmado a Efe fuentes municipales, el jugador madridista conducía un vehículo el pasado lunes sobre las nueve de la mañana cerca de la ciudad deportiva del Real Madrid de Valdebebas, cuando fue parado en un control rutinario.
Este tipo de controles son habituales en la zona para vigilar a los automóviles alquilados en el aeropuerto Adolfo Suárez.



"No pudo aportar ningún documento que demostrara que estaba habilitado para conducir" y por eso se le imputó un delito contra la seguridad vial, aunque no fue detenido, según las fuentes.

El delito está tipificado en el Código Penal, que recoge condenas de 3 a 6 meses de prisión, de 12 a 24 meses de multa o trabajos en beneficio a la comunidad de 31 a 90 días. Benzema ha quedado citado para un juicio rápido en los juzgados de plaza de Castilla, en Madrid.

Benzema sí entregó la documentación del vehículo, pero no pudo entregar el carné de conducir. Por eso, los agentes inmovilizaron el vehículo hasta que finalizó el trámite. Entonces, el acompañante del delantero francés se hizo cargo y asumió la conducción del coche. 

Karim Benzemá ya fue condenado el 15 de marzo de 2013 en un juicio rápido a una multa del 18.000 euros y a la retirada del carné de conducir durante 18 meses por exceso de velocidad.

En esa ocasión, el delantero fue cazado por un radar móvil la madrugada del 3 de febrero de ese año cuando circulaba a 214 km/h por la M-40 a su paso por el término municipal de Pozuelo de Alarcón, cuando en esa vía la velocidad máxima permitida es de 100 km/h.

Pero ahí no se quedan el historial de Benzema al volante de un coche. Y es que también hay que recordar que el francés ha sufrido accidentes sonados con coches de alta gama, como los que tuvo con un Lamborghini Gallardo o con un Audi Q7.