Público
Público

El nuevo orden de Llull

El madridista será el socio de Ricky en la dirección hasta que Raúl López complete su acoplamiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se enganchó a la selección con imagen de recluta. Corte al uno, su timidez de siempre y sintiéndose invitado por la desgracia. 'En estos primeros momentos, sólo puedo acordarme de Calderón', aseguraba Raúl López, poco antes de viajar a Turquía, entre el primer calor físico del grupo. Saludos, abrazos y guiños que le devolvían a un equipo con poco tiempo para interiorizar la baja del base de los Raptors. En esa nueva dinámica comenzó a trabajar Scariolo desde el chárter a Izmir. Manteniendo los objetivos, no relajando el discurso e incidiendo en las virtudes de los que están. 'Si empezamos a pensar en el potencial que tendríamos con los que no están (Pau y Calderón), iremos mal', aseguran desde la FEB.

En ese contador a cero de presente trabaja la selección en la sauna de Izmir, la ciudad apegada a los 40 grados y la humedad insoportable. En una cancha, el Ataturk Arena, reinventada a última hora por la organización del Mundial para las sesiones de entrenamiento, ante los últimos ajustes en el Halkapinar Arena, sede de los partidos de la primera fase del grupo D, donde Scariolo ha comenzado a rotar el orden de los conceptos.

Scariolo lo utiliza como segundo base ante la cercanía del Mundial

El complemento, Llull, el tirador con aroma de base para Scariolo, el base con aroma de tirador para Messina, se ha convertido en el socio de Rickyen la dirección. Mientras, el sustituto, Raúl López, el base puro llegado para suplir a Calderón, se ha convertido en la tercera pieza de la rotación.

Un nuevo orden que se mantendrá hasta que el acoplamiento de Raúl López, conocedor de los sistemas, pero carente de muchos de los intangibles que salpican un mes de entrenamientos y amistosos. Un dibujo que gana físico y velocidad hasta que el academicismo de Raúl López alimente de minutos su rol de segundo base. El cambio de orden podría escenificarse ante Lituania tercer partido del campeonato, el determinante choque hasta el que Scariolo estaba dispuesto a esperar a Calderón si su lesión muscular hubiese tenido recuperación en Turquía.

Raúl López conoce los sistemas pero carece del último mes de intangibles

Junto a ese intercambio de roles, la selección volvió a ponderar todas las variantes del tiro y enfatizó en las soluciones del ataque estático para evitar las lagunas de fluidez que se produjeron en los primeros minutos de juego ante el Dream Team. 'Ofensivamente, hay que saber cuál es nuestra mejor opción si no podemos correr, la primera, y ejecutar mejor colectivamente nuestros sistemas', explica a este diario el técnico italiano, que hoy alterará su cena para presenciar la final de la Supercopa de Europa entre el Atlético de Madrid y el Inter.