Público
Público

Objetivo: aislar al vestuario

Guardiola, antes del partido contra el Copenhague: "De que la asamblea no afecte me encargo yo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Entre la maraña de demandas, acusaciones, réplicas e impugnaciones que focaliza estos días la actualidad del Barça, asoma su cabecita un partido de fútbol del que se ha hablado muy poco, aunque para Guardiola es 'el segundo más importante de la temporada hasta el momento'. Visita el Camp Nou el Copenhague, campeón y líder de la liga danesa, en cabeza también del grupo D de la Liga de Campeones.

En la tercera jornada de la primera fase de la competición europea, el Barça podría 'dar un paso definitivo para pasar a octavos', si bien una derrota le podría complicar seriamente el pase a la siguiente fase.

Lo primero que asumió el técnico al comparecer ayer en rueda de prensa es que 'en el fútbol nunca te puedes abstraer de la situación que está alrededor del equipo' y reconoció que esto puede hacer que el partido sea 'peligroso' para el Barcelona.

En el vestuario, se ha hablado de la decisión de la asamblea de socios compromisarios barcelonistas de llevar a Laporta ante los tribunales y 'los jugadores conocen esta situación'. 'Es una situación nueva, es normal que se hable. Es el viento que sopla, esperemos que pase pronto. Son cosas que pasan porque es un club plural que no está en las manos de unos pocos', reflexiona Guardiola.

Dicho esto, el técnico tiene el reto de aislar al equipo del ruido institucional y asume toda la responsabilidad. 'De eso, de que la asamblea no afecte al equipo, me encargo yo. Suceden estas cosas porque es un club vivo, pero lo que pase en el césped es responsabilidad nuestra, la gente puede estar tranquila'.

La poca entidad del rival, el Copenhague, tampoco ha ayudado a que se hable de fútbol estos días. 'Con otro equipo, no habría sucedido', reconoce el propio técnico azulgrana.

Otra de las preocupaciones del equipo, una vez más, es el estado físico de Xavi, después de que el mismo Guardiola dijera que no está para jugar un partido cada tres días. 'Pero este es el cuarto día', destacó el técnico, que no desveló si jugará pero volvió a defender la capacidad del equipo para suplirlo. 'Podemos ponernos a llorar un poco si no juega Xavi, pero buscaremos alternativas'.

Al técnico del Copenhague, Solbakken, la posible ausencia de Xavi no le parece demasiado relevante. Aunque aseguró que 'si Xavi no juega, el Barça no tiene ninguna opción', lo dijo en el mismo tono irónico y jocoso con el que respondió a casi todas las preguntas. 'Me gustó mucho el partido del Barça contra el Hércules y no el del Panathinaikos', bromeó también. Desea la peor versión azulgrana.