Público
Público

A la octava va la vencida

El Sporting consigue su primera victoria en liga frente al Granada. El Espanyol se impone al Racing, que se hunde en la última plaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Sporting de Gijón encontró en el Granada el mejor remedio a sus males y a su costa logró la primera victoria de la temporada sin hacer un gran partido ante un rival que en la primera parte le dio muchas facilidades y en la segunda evidenció por qué es el equipo que menos goles ha marcado esta temporada.

No había pasado ni un minuto cuando Barral probó suerte y el balón fue rechazado de nuevo por el portero granadino, pero en la tercera llegada Roberto no pudo hacer nada ante un nuevo disparo de Barral que, tras quebrar a un defensa, adelantó al Sporting en el marcador haciendo bueno un gran pase de André Castro.

El ataque sportinguista muy criticado por su ineficacia en el comienzo de la temporada se mostró este sábado muy activo pero Barral caía una y otra vez en uno de sus principales defectos, el individualismo, lo que llegó a enfurecer a alguno de sus compañeros que le recriminaron.

André Castró marca después de un fallo garrafal de la defensa

La primera llegada del Granada fue un disparo cruzado de Dani Benítez con bastante peligro al que respondió Juan Pablo rechazando el balón y unos minutos después una internada de Nyom se desperdició porque su buen centro pasó por delante de varios defensa y de su compañero Benítez, perdiéndose por el otro lateral.

En una de las múltiples llegadas locales André Castro se aprovechó de un mal entendimiento entre Roberto e Íñigo López, que se hicieron un lío con el balón y se lo dejaron para que el rojiblanco marcara a puerta vacía un gol que daba mayor tranquilidad a la grada y también al juego local. Antes del descanso Juan Pablo salvó a su equipo de encajar un gol a disparo de Uche.

La segunda parte fue de pésima calidad porque los locales optaron por defender el resultado y los andaluces que están negados de cara al gol porque desperdiciaron todas las ocasiones que crearon. Los granadinos se mostraron más valientes con el balón y el Sporting se dedicó a conservar el resultado.

El Espanyol, con un gol de Sergio García, se impuso a un Racing de Santander que volvio a demostrar sus carencias en ataque y acabó pagando un error de su defensa cuando más estaba buscando la portería del equipo catalán.

Espanyol y Racing saltaron al terreno de juego con novedades con respecto a las alineaciones previstas. Pchettino se vio obligado a descartar a Jordi Amat, debido a unas molestias de última hora en la zona inguinal de la pierna izquierda; y Cúper apostó por Arana para sustituir en banda derecha al joven canterano Jairo.

El primer aviso lo dio el Espanyol, al aprovechar un desajuste defensivo de los cántabros que dejó a Romaric sin oposición para que pusiera a prueba a Toño con un disparo raso, desde la frontal del área, al que le faltó colocación.

Después de un primer cuarto de hora en el que el Espanyol fue muy superior al Racing, el juego se igualó y los hombres de Cúper dispusieron de dos ocasiones, iniciadas por las bandas, con pases hacia el punto de penalti, donde Stuani y Serrano remataron de cabeza, sin demasiado peligro.

La segunda parte empezó con llegadas alternas, con más peligro para Cristian Álvarez. En la primera del Racing se forzó una falta, perpendicular a la portería, que lanzó Diop al larguero, a la que siguieron otras dos acciones que acabaron con remates infructuosos de Stuani.

Cuando mejor estaba jugando el Racing, el Espanyol aprovechó un mal despeje de Álvaro, para que Sergio García ganara la espalda a la defensa y batiera por bajo a Toño. A partir de ahí, el Espanyol se replegó y el Racing se volcó al ataque con dos delanteros de refresco, el marfileño Koné y el argentino Ariel Nahuelpan, retrasando Munitis su posición. Unos cambios que apenas tuvieron trascendencia en un conjunto cántabro que sigue una jornada más, y ya van ocho, sin conseguir una victoria.