Público
Público

Odriozola aparta a Luz Murillo

La atleta fue obligada ayer a abandonar la concentración de España antes de correr la Copa de Europa. La Federación se rinde a la evidencia de que la velocista se estaba entrenando a escondidas con el técnico suspendido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Luz Murillo no correrá en Estocolmo. La Federación decidió finalmente apartarla de la selección ante las evidencias, mostradas desde el miércoles por Público, de que había vuelto a entrenarse con Manuel Pascua, uno de los cerebros de la operación Galgo, a quien se había apartado de sus funciones como técnico desde que fue imputado bajo la acusación de suministrar sustancias dopantes a sus atletas.

La velocista, sujeto pasivo de dopaje, según se describe en los autos de dicho proceso judicial, ya estaba en tierras suecas junto al resto de la selección para participar hoy representando a España en la Copa de Europa. Pero, cuando menos lo esperaba, recibió la instrucción tajante de abandonar el equipo y regresar a Madrid.

La explicación federativa fue contundente: 'Una vez conocidos los hechos por medio de una investigación, y después de que la atleta reconociera que estaba entrenándose con Pascua, la Federación Española ha decidido apartarla del equipo por una infracción disciplinaria, ya que ningún atleta becado puede entrenarse con él'.

Efectivamente, Digna Luz Murillo, pese a que tiene congelada la beca ADO que le corresponde desde que fue relacionada con la operación Galgo, mantiene la ayuda que aporta la federación española de atletismo a sus mejores deportistas: 18.125 euros. Y lo normal es que el miércoles, en la reunión que acostumbra a mantener el comité de competición de la Federación, además de estudiar la sanción disciplinaria que imponer a la mujer más rápida de España, se plantee también la retirada de la beca que tiene asignada.

Odriozola, que en un primer momento se tomó con calma la noticia de que la atleta de origen colombiano seguía trabajando con Pascua, el técnico vetado por la Federación, actuó ayer finalmente con firmeza contra su becada. Y eso que el jueves, tras leer la noticia de Público y pese a que el CSD exigió explicaciones y una respuesta contundente, la Federación pareció querer ganar tiempo. 'No creo que vaya a haber ningún tipo de decisión rápida', afirmó un portavoz. 'Estamos recabando la máxima información sobre el caso, pero habrá que esperar al menos hasta la próxima semana'.

En la mañana de ayer, Murillo ya no desayunó junto a sus compañeros de selección en el hotel de concentración de Estocolmo. La última vez que la vieron fue la noche anterior durante la cena. La Federación la mandó de vuelta a casa en cuanto la atleta, mujer del futbolista del Atlético Perea, confesó la evidencia que le había negado personalmente al propio Odriozola unos días antes: sí, se entrenaba con Pascua.

La versión oficial hasta ayer hablaba de que el entrenador de Murillo era Rafa Blanquer. La preparaba oficialmente por correspondencia desde Valencia. Oficialmente era su técnico desde que hace dos semanas, la velocista decidió romper con José Luis Martínez, el hombre que la Federación le asignó cuando suspendió a Pascua.

Albert Soler, el secretario de Estado para el Deporte, mostró ayer su total respaldo a la medida adoptada por la Federación. 'Me alegra la decisión y sobre todo por la rapidez', afirmó a Efe. 'La imagen y la limpieza del deporte español habría quedado en entredicho si hubiera competido. Ayer le dijimos a Odriozola que debía tomar cartas en el asunto y lo ha hecho con rapidez'.

'La tolerancia cero no sólo consiste en no doparse, sino en ser prudente y en tener cuidado con todos los detalles, sobre todo cuando se representa a España', añadió el secretario de Estado para el Deporte, quien sugiere que la Federación retire ahora la beca con la que financia a la atleta.

Por último, Soler se mostró orgulloso por su actuación contra el dopaje desde que accedió al cargo. Realmente, presumió de inductor de la medida contra Murillo: 'No voy a dejar pasar ninguna a nadie. Cuando en mi toma de posesión dije que la lucha contra el dopaje sería una de mis prioridades no estaba hablando por hablar. No va a haber impunidad y no pienso bajar la guardia en ningún momento. Los tramposos van a tener que estar más pendientes de mí que de la Guardia Civil'.

De hecho, Soler fue decisivo también en la sanción de dos años que recibió Bezabeh la semana pasada. Fue el CSD el que recurrió el fallo de la Federación exculpando al atleta de origen etíope. También Soler ha solicitado las pruebas de la operación Galgo a la jueza que instruye el caso, para poder acometer las pertinentes sanciones deportivas a los atletas que figuran como sospechosos de dopaje.

Entre otros nombres, aparte del de Luz Murillo, figuran el de Marta Domínguez, Nuria Fernández, Reyes Estévez o Eugenio Barrios, los tres últimos entrenados en su día por Pascua. El técnico imputado seguía entrenando ayer en Pozuelo.