Público
Público

Odriozola declara casi dos horas ante la jueza

La magistrada Mercedes Pérez le pregunta sobre las prácticas dopantes en el atletismo español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A los 5.000 folios que integran el sumario, aún bajo secreto, de la operación Galgo contra una trama de dopaje, se adjuntó este miércoles la declaración de José María Odriozola. El presidente de la Federación Española de Atletismo, organismo que ha sido rechazado como parte acusatoria, respondió en calidad de testigo, durante una hora y cuarenta minutos, a las preguntas de la jueza instructora Mercedes Pérez, de la fiscal y de los abogados de Marta Domínguez, Manuel Pascua y José Alonso Valero. Durante la comparecencia, la titular del juzgado número 24 de Plaza de Castilla incidió en las preguntas relacionadas con los casos de dopaje en el atletismo español. A Odriozola se le pidió que aclarase desde términos puramente atléticos a la mejora física que provocan determinadas sustancias prohibidas tanto en entrenamientos como en competición.

Además, la jueza Mercedes Pérez interrogó al federativo sobre si tenía conocimiento de irregularidades en los niveles del pasaporte biológico de alguno de los atletas imputados, en especial de Marta Domínguez, y si era consciente de que alguno de los atletas podían haberse negado a atender en sus domicilios a delegados de la Agencia Mundial Antidopaje cuando iban a practicarles algún control antidopaje. 'No tengo constancia de esas negativas', llegó a contestar Odriozola, a quien se le preguntó tímidamente por el contenido de alguna de las conversaciones grabadas a los imputados por la Guardia Civil durante la investigación.

En este sentido, el presidente de la Federación Española, según fuentes jurídicas, admite haber mantenido un único contacto telefónico con Marta Domínguez en estos pasados meses, efectuado para felicitarla por su maternidad.

'¿Por qué Marta cambió de prueba?', llegó a cuestionarle la jueza Mercedes Pérez a Odriozola. Con la pregunta, la letrada instructora del caso quiso saber si detrás del paso de la palentina a los 3.000 obstáculos podía existir alguna práctica irregular relacionada con el dopaje.