Público
Público

Özil, la inteligencia del jugador de póker

El 10, que no ha marcado esta temporada, será titular ante el Villarreal 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los profesionales de póker aseguran que la inteligencia y la capacidad de control emocional son dos de las características esenciales para diferenciar a los buenos jugadores. Esos rasgos, tan arraigados en Özil, es lo que hacen del mediapunta alemán un jugador diferente. Ese carácter frío y controlado provoca que el alemán siempre vaya un segundo por delante del resto, tanto si se trata de aplicarlo en el terreno de juego o sobre el tapete.

En el vestuario del Madrid es muy conocida la pasión del 10 por las cartas. En las concentraciones pasa horas jugando online contra rivales de todo el mundo. Incluso, hay veces que en los hoteles improvisa partidas con algunos compañeros, como Cristiano Ronaldo y Di María. Y es que pese a ser uno de los jugadores más apreciados de la plantilla, muchas veces Özil parece ausente.

'Puede estar muy enfadado o muy contento, pero nunca le verás exteriorizarlo. Es demasiado introvertido', afirman desde el vestuario madridista. Mesut aún no controla el castellano, pero tuvo una integración fácil al grupo. Le ayudó mucho la llegada de Khedira y la amistad que hizo con Cristiano Ronaldo nada más llegar al Madrid.

Sin embargo, en su segunda temporada de blanco, Özil no parece el mismo jugador. Sus números han descendido vertiginosamente y la aparente recuperación de Kaká parece haber limitado su rol en el equipo. El mediapunta alemán y Benzema están siendo los sacrificados por Mourinho cuando da minutos a Kaká e Higuaín, y eso se refleja en su rendimiento.

Como todos los genios, Özil necesita sentirse querido para plasmar su obra

De los ocho partidos ligueros disputados, Özil sólo fue titular en cinco. Sus minutos se están reduciendo y, con ello, la producción. El alemán ha dado cuatro asistencias y aún no ha marcado en los ocho partidos que intervino esta temporada (incluyendo los tres en la Champions). El año pasado, siendo indiscutible para Mourinho, el brillante jugador anotó diez goles y repartió 26 asistencias en 53 partidos.

Como todos los genios, Özil necesita sentirse querido para plasmar su obra. La presencia de Kaká parece intimidarle. Hoy, Özil volverá a dirigir la ofensiva blanca ante el Villarreal. Llega la hora de reivindicarse. Con Kaká aguardando en el banquillo, el partido supone una reválida para el centrocampista alemán. Se acerca el estreno de Sahin, más competencia para la media, y Özil quiere recuperar los galones.

Sahin se entrenó ayer con el grupo, pero no entró en la convocatoria. Aún así, en el club se muestran bastante cautos con el estreno de un jugador que empalma una recaída tras otra. 'Sahin se ha entrenado por primera vez con el equipo y estamos contentos. Sobre todo él, pero hay que tener paciencia porque lleva mucho tiempo. No va a ser una cosa de hoy para mañana', señaló Karanka, ayer, en rueda de prensa.

El Madrid no sufrirá muchos cambios respecto al once que goleó al Málaga (0-4). Mourinho rotará a los delanteros y Ramos seguirá como central, dejando el lateral derecho a Arbeloa. También es curiosa la desaparición en las alineaciones de Varane, que salió dos partidos de inicio para no volver a hacerlo.

Enfrente estará un Villarreal con urgencias y con el técnico, Garrido, muy cuestionado. 'Son un equipo que nos creó muchos problemas el año pasado y que es mucho mejor equipo de lo que dice la clasificación', dijo Karanka del rival de hoy.