Público
Público

Oiarzabal: "A Pasaban se le ha ido la olla"

Denuncia que Pasaban utilice el rescate a los alpinistas en el descenso del Lhotse como "justificación a su fracaso" de no lograr ascender el Everest sin oxígeno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alpinista Juanito Oiarzabal criticó duramente a Edurne Pasaban, la primera mujer en subir los 14 'ochomiles', al considerar que la montañera está demostrando con su actitud que 'se le ha ido la olla'. El alavés ha destacado que Pasaban se ha erigido en la 'princesa del pueblo' en la conferencia de prensa que ha ofrecido este miércoles en Vitoria para explicar lo que sucedió en el rescate del Lhotse.

El montañero ha narrado los detalles de su última ascensión al Lhotse y ha aclarado que sólo recibió ayuda por parte de los sherpas de la expedición de Edurne Pasaban durante la 'última media hora' del descenso hasta llegar al campo base. Ha explicado que la expedición de la tolosarra 'no se meneó' del campo base hasta el último momento y estuvieron 'tocándose las pelotas' mientras él descendía en un estado 'lamentable' y ha recalcado que sólo recurrió a su apoyo cuando estaba a 'treinta minutos' de las tiendas.

Oiarzabal, que tuvo que permanecer ingresado cuatro días en un hospital de Katmandú para recuperarse de la deshidratación extrema que sufrió tras coronar el día 21 de mayo los 8.516 metros del Lhotse, ha narrado en una rueda de prensa en la capital alavesa la 'penosa' bajada de la cumbre por 'falta de alimentación e hidratación'. En esa expedición también participaron el montañero andaluz 'Lolo' González, que se perdió en el descenso, así como Juanjo Garra.

El vitoriano ha 'agradecido' esa ayuda para facilitarle la llegada al campo base, pero ha atacado con dureza a Edurne Pasaban y a su grupo, a quienes ha acusado de 'mentir' sobre la operación de rescate montada para evacuar a los alpinistas con problemas.

El alpinista lamenta que el argumento que ha empleado la expedición de la guipuzcoana para 'tapar su fracaso' sea el 'montaje' de una 'operación de rescate de 48 horas sin precedentes en la historia del montañismo que implicó a más de cincuenta personas', según anuncia la convocatoria de la comparecencia de Pasaban.

El equipo de alpinistas formado por Juanito Oiarzabal, Juanjo Garra, Carlos Pauner, Javier Pérez y Lolo González ascendieron al Lhotse el 21 de mayo de este año. En pleno descenso y, antes de llegar al campo 4, perdieron a Lolo González. Siguieron bajando con la preocupación del extravío de un compañero y su posible muerte.  Sin embargo, recibieron la noticia de que lo habían localizado vivo en el campo 2 y había sido rescatado por un helicóptero junto a Roberto Rodrigo.

El resto de componentes del grupo continuaron descendiendo. Pauner comenzó a mostrar los primeros síntomas de edema cerebral y Pérez de congelación en nariz, orejas, pies y manos. En el campo 1 Oiarzabal, que había sido el más fuerte físicamente hasta el momento, se derrumbó. Sufrió un colapso por agotamiento y deshidratación.

Ante esta situación, Pauner, Garra y Pérez contactaron con el campamento base y se organizó un rescate con los sherpas de Edurne Pasaban y Russel Bryce. Así, sus compañeros de expedición en el vecino Everest y Edurne Pasaban acudieron a su rescate.

Edurne Pasaban y su grupo llegará el viernes a Madrid y tiene previsto ofrecer una rueda de prensa para explicar el fracaso de su ascenso al Everest sin oxígeno.