Publicado: 18.12.2013 07:00 |Actualizado: 18.12.2013 07:00

El Olímpic se cree el 'Xativazo' en el Bernabéu

Entrenador y capitán de uno de los equipos más humildes de 2ª B apelan a la heroica y la sorpresa para defender el empate de la ida y eliminar esta noche al Madrid. "Si llegamos a los penaltis partimos con ventaja", bromean

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Acabo de poner las notas", cuenta Toni, profesor de Educación Física en Xàtiva (Valencia). La Primera Evaluación ha llegado a su fin, para algunos mejor que para otros. "Los niños se portan muy bien, pero siempre hay alguno que suspende", confiesa. Sus otros alumnos son muy aplicados, al menos en los últimos días. No han faltado a ninguna clase. Esta noche (21,30 horas) juegan contra el Real Madrid la vuelta de Copa en el Santiago Bernabéu.

Todos tienen ganas de jugar. Lógico, no se salta cualquier día al coliseo blanco como una estrella más. Los dolores se han evaporado. "Ya están todos recuperados, el lunes fue el primer día que estuvimos al completo en lo que va de temporada", asegura Toni Aparicio, el técnico del Olímpic de Xàtiva que logró el milagro de sacar un empate a cero en la ida de la Copa.

¿Cuál fue el secreto? "Estuvimos muy bien plantados, juntamos las líneas para que ellos tuvieran pocas posibilidades de maniobrar. También tapamos bien las bandas. Y nos salió bastante bien el plan", relata el entrenador. "Tenemos un bloque muy bien hecho, sabemos a lo que jugamos, defensivamente somos muy fuertes... Delante de nuestra afición supimos competir, no les dejamos espacios, el césped artificial tampoco les benefició mucho y ellos tampoco tenían mucha motivación. Se junto un poco todo. ¡Y en la primera parte nosotros les apretamos eh!", abunda Vicente Mendoza, el capitán.

Esta noche buscan el todavía más difícil. La machada. Eliminar a los merengues en su estadio a las primeras de cambio. El reto tiene enjundia, aunque a los valencianos les vale cualquier resultado que no sea la derrota. Pero claro, el rival obliga a pensar en lo peor. "Sabemos que vamos a sufrir", admite Mendoza. "Pero es un partido para disfrutar, para jugarlo con ilusión", intercede Aparicio.

Saben que lo más probable es que no vuelvan a pisar este estadio. Sólo algunos jugadores son profesionales. Los hay algunos que incluso compaginan el fútbol con otros trabajos, como el propio entrenador. Por ejemplo, Peris, el lateral izquierdo, está también en el puesto de verdulería de su abuela en el mercado. Y Alcázar dedica parte de su tiempo a una agencia de seguros. Los más jóvenes aún van a la universidad. "Hacemos lo que podemos; yo vivo de esto, pero no está la cosa para tirar cohetes", dice el capitán. "Yo estoy aquí porque me gusta y punto; para cubrir gastos y poco más", añade Aparicio.

El técnico sabe de lo que habla. Ha dirigido durante años a varios equipos de Segunda B. "El fútbol, como todo, ha pegado un bajón en esta categoría. Antes se ataban los perros con longanizas", comenta. El Olímpic de Xàtiva es uno de los máximos exponentes de esta situación. Tiene un presupuesto que ronda los 250.000 euros, de los más bajos de la categoría. Muy por debajo de la mayoría de los sueldos que cobran los jugadores blancos.

Mendoza: "Si llegamos al minuto 80 igualados... tendremos que echar el resto"

¿Entonces no tienen ninguna posibilidad? "El Madrid es mucho Madrid, se juegan mucho y en su campo nos van a meter bastante presión. Hay que ser realistas...", admite la cabeza visible del conjunto levantino. "Pero -concede- se pueden poner nerviosos, y sabemos que todos los años se da la sorpresa de que un Segunda B elimina a un grande ¡Que este año seamos nosotros!". Mendoza coincide: "Jugamos la baza de nuestra ilusión, vamos a ir a por todas. No damos la eliminatoria para nada por perdida, y si llegamos al minuto 80 igualados... tendremos que echar el resto".

"Desde luego, si llegamos a los penaltis tenemos ventaja porque ya hemos pasado un cruce así", bromea el capitán. No quiere casi ni imaginarse eliminar a los merengues porque se le escapa una sonrisa nerviosa. "Habría gente que se volvería loca sobre el césped". A lo mejor serían más de los cuatro que se encontraron en el vestuario nada más acabar el partido de ida. "Los demás estaban en la puerta del Madrid esperando a que les dieran camisetas y pantalones", cuenta divertido. Vicente se llevó al final la zamarra de Morata, uno de los muchos españoles del equipo que se portó muy bien con el Olímpic. "Nos dieron la enhorabuena. No me esperaba un trato tan bueno; me parecieron humildes y honestos".

En estos momentos, a horas para que puedan conseguir el 'Xativazo', Aparicio ni siquiera prepara minuciosamente una gran charla de motivación. A los suyos no les hace falta hoy de eso. Además tampoco es de dar charlas largas. "Les pido que sean fieles a nuestro estilo", comenta. Con las ganas que van les sobra. Si pasan, seguramente no tendrían primas -quizás alguna compensación- y ni siquiera una gran cena de celebración. "Hay muy poco dinero", dice el técnico. Suficiente será si hacen historia en el Bernabéu. 

Real Madrid: Iker Casillas, Carvajal, Pepe, Nacho, Arbeloa, Casemiro, Illarramendi, Isco, Di María, Jesé y Morata.

Olímpic de Xàtiva: Francis, Kike Alcázar, Peris, Pepín, Mendoza, Samu, Belda, Rifaterra, Christian, Jordi Marenyà y Denis.

Árbitro: Teixeira Vitienes (comité cántabro).