Público
Público

'Operación Puerto III'

Una Ley orgánica y tres espectaculares redadas policiales contra el tráfico de sustancias prohibidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La historia que estalló ayer se inició hace 25 años, cuando Eufemiano Fuentes comenzó a trabajar como médico en la Federación Española de Atletismo. Llegó de la mano de Manuel Pascua, un entrenador muy experimentado, con grandes atletas a su cargo, como el campeón europeo Antonio Páez, el vallista José Alonso o la que más tarde se convertiría en su mujer, María José Martínez Guerrero, la primera española que saltó más de seis metros en longitud.

Recién licenciado, Eufemiano empezó a experimentar con sueros de recuperación y se interesó por los métodos que usaban los médicos de la Europa del Este. La Federación Española llamó a los atletas de élite para poner en marcha la llamada preparación biológica, aunque una gran parte de ellos se negó. Aquellas dos palabras tenían trampa. Eran un eufemismo de Eufemiano.

El atletismo evitó la primera redada, pero no la segunda,

En 2001 el clan Pascua sufrió su primer golpe. La brasileña Fabiane dos Santos, una mediofondista que se entrenaba en Madrid, con Pascua como entrenador y Alonso Valero como mánager, recibió una sanción de dos años por doparse con testosterona. El atletismo terminó echando al doctor Fuentes, que se fue buscando la salida en el ciclismo. Pronto descubrió que aquello marchaba y que las cantidades económicas que se movían eran muy superiores.

En mayo de 2004 estalla la operación Puerto. La Guardia Civil detiene a Eufemiano y destapa la mayor trama de dopaje desmantelada en el mundo. Más de cien litros de sangre almacenada sin garantías en pisos de Madrid, propiedad de Eufemiano (codificado como Astérix en los documentos), a quien, aparte de sangre, parecía gustarle coleccionar teléfonos móviles. Llevaba diez cuando le arrestaron.

La operación Puerto sí afinó con los ciclistas. Más de 50 fueron desenmascarados y sancionados, entre ellos Ullrich, Basso, Mancebo, Valverde o Beloki. El atletismo se escapó de puntillas. En los pisos de Eufemiano había calendarios con la fecha de los campeonatos de Europa marcada. Pero todas las pruebas se desvanecieron. Los ciclistas se quejaron de que no eran los únicos.

'Eufemiano cobra 40.000 euros por un tratamiento', se oía en las pistas

En el atletismo los rumores seguían. 'Eufemiano sigue trabajando desde Canarias y cobra 40.000 euros por un tratamiento', se escuchaba en las pistas. En 2009, tres años después de que entrara en vigor la Ley Orgánica contra el dopaje en el Deporte, llegó la operación Grial, aquel día en que Paquillo Fernández se quedó de piedra al ver a los agentes de la UCO en su chalet de Guadix (Granada). En el frigorífico del marchador había EPO y anabolizantes. La operación Grial la dirigió el peruano Walter Virú, colega en el equipo Kelme de Eufemiano Fuentes.

El médico canario estaba siendo muy vigilado en los últimos meses. La Agencia Antidopaje y la Guardia Civil han trabajado con sigilo. Pinchazos de teléfonos e inicio de investigaciones en la fiscalía.

Daniel Plaza. El marchador fue cazado con nandrolona

Al primer campeón olímpico del atletismo español se le encontró nandrolona en un control tras los campeonatos de España de 1996. Fue sancionado con dos años.

Julio Rey. Doble positivo para el maratoniano

En marzo de 1999, el toledano fue sancionado por un positivo por mesterolona, un esteroide anabolizante, detectado en el control antidopaje del campeonato de España de cross. La Federación Española le suspendió durante dos años. Posteriormente, volvió a dar positivo en los controles de la Maratón de Rotterdam.

Alberto García. La EPO, la clave de su exitoso 2003

Campeón de Europa en 2003 y subcampeón del mundo de pista cubierta, al vallecano se le detectó EPO en un control realizado tras el Mundial de cross de Lausana. Días antes había batido el récord de Europa de 3.000 m. bajo techo. Cumplió dos años de sanción.

Raúl Fernández. Dos años lejos del foso para el saltador

Campeón de Europa ‘indoor' de longitud en 2002, al sevillano se le sancionó con dos años por un positivo por Tamoxifeno, un medicamento que se utiliza como terapia complementaria para el cáncer de mama.

Josephine Onyia. Septiembre de 2008, un mes para su sonrojo

La vallista de origen nigeriano dio primero positivo por el estimulante methylhexaneamina (2 de septiembre) y, apenas 20 días después (23 de septiembre), un control detectó clembuterol.

Paquillo Fernández. Primer registro en casade un atleta

La Guardia Civil encontró viales de EPO en el domicilio del, hasta 2009, mejor atleta en activo. El marchador fue sancionado a dos años de sanción, reducidos a uno por su colaboración.

José Luis Blanco. Expediente abierto por un presunto dopaje

La Federación lo acusa de consumir sustancias dopantes tras el pasado Nacional de Avilés.