Publicado: 11.12.2013 08:00 |Actualizado: 11.12.2013 08:00

El Oporto pone a prueba el fortín del Calderón

El Atlético, ya clasificado para octavos como primeros de grupo, recibe a los portugueses, que aún buscan su pase

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Atlético de Madrid pretenderá evitar cualquier tipo de relajación este miércoles (20.45 horas, Canal+ Liga Campeones) ante el Oporto y cerrar del mejor modo posible su periplo en la fase de grupos de la Champions, manteniendo al Vicente Calderón como un fortín prácticamente inexpugnable.

El más necesitado es el doble campeón de Europa, que necesita ganar y además que el Zenit no lo haga en Viena para unirse a los de Diego Pablo Simeone en la siguiente ronda. El conjunto rojiblanco, por su parte, hará su papel de juez desde la mentalidad que ha instalado férreamente su técnico de tomarse cada partido con una exigencia absoluta haya más, menos o nada en juego como se pudo comprobar el pasado sábado en el estreno en la Copa del Rey ante el Sant Andreu (0-4).

Con la clasificación para los octavos de final ya sellada desde la cuarta jornada, el equipo colchonero prepara un partido en el que puede seguir alargando su buena racha, que enlaza ya diez partidos sin perder, y con la posibilidad de sumar un millón de euros a sus arcas que la UEFA ofrece por cada victoria conseguida en el torneo. Además, no querrá decepcionar a un público que sólo le ha visto este año ceder un empate, en agosto, en la ida de la Supercopa ante el FC Barcelona.

Sin embargo, a pesar de que el partido es intrascendente para el futuro europeo del Atlético, cuya mayor preocupación además de evitar lesiones es la de que Raúl García es el único apercibido y no puede ver una amarilla que le haga perderse la ida de los octavos. Este no será el caso de Juanfran. El lateral, que se encontraba apercibido en el partido ante el Zenit, vio una tarjeta amarilla por la que no podrá jugar el encuentro ante el conjunto portugués, pero que, sin embargo, le permitirá pasar limpio a la siguiente fase. En su lugar estará Manquillo, en una defensa donde Insúa podría ser el otro lateral y donde Alderweireld y Giménez podrían dar descanso a Miranda y Godín.

Además, el campeón de la Copa del Rey tendrá su portería defendida, como sucediese el pasado sábado en el torneo del KO, por Dani Aranzubía, ya que parece poco probable que Thibaut Courtois, con una elongación en su muslo derecho, fuerce para estar en este encuentro. Con todo, el 'Cholo', que podría pensar en el choque liguero ante el Valencia, apostará por un once titular en el que entren jugadores menos habituales, con también la posible titularidad para el joven Óliver Torres, y otros de más peso como Koke.

Por su parte, el Oporto, el rival europeo al que más se han medido los colchoneros, llega a Madrid con la intención de exprimir sus últimas posibilidades de lograr el pase a los octavos de final. Para este encuentro, Paulo Fonseca ha introducido importante novedades en la convocatoria, entre las que destaca la presencia del internacional mexicano de 21 años Diego Reyes, así como la del brasileño Fernando Reges y el extremo portugués Ricardo. Asimismo, los dragones recuperan a Lucho González.

El partido servirá para revivir una rivalidad muy activa en los últimos años. Y es que el equipo portugués ha sido el principal verdugo en la eliminación de los rojiblancos en sus últimas participaciones europeas, pues la victoria colchonera no llegaría hasta esta edición en Do Dragao, con el 1-2.

El conjunto portugués, que en su última visita al Vicente Calderón arrolló por 0-3, no está firmando una buena competición continental y se complicó aún más la existencia tras no poder ganar en casa al Austria de Viena, frente al que registró su única victoria allá a principios de septiembre. Su escaso poder goleador (4) contrasta con la solidez defensiva de los de Diego Pablo Simeone.