Público
Público

Orden y movimientos sencillos

Sabiéndose inferiores técnicamente a España, los suizos se replegarán para jugar al contragolpe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Suiza juega con defensa zonal de cuatro hombres y en línea, dos laterales con salidas alternativas y dos centrales. Por delante juegan cuatro centrocampistas, dos de ellos pivotes que juegan por dentro uno de ellos con movilidad y salida en ataque, el otro como cierre defensivo, y otros dos por las bandas con trabajo de carril de ida y vuelta complementando a los laterales. Arriba, dos delanteros; depende de quiénes sean juegan uno más arriba y el otro se suele meter al medio para espesar el medio campo y ajustarse al contrario.

Organizan defensivamente a partir del primer cuarto de campo, con distancia justa entre las líneas para no ser traspasados por el rival, cuestión que dependiendo del resultado no mantienen siempre, sobre todo con marcador en contra. El punta queda pocos metros por delante del semicírculo central en campo ajeno.

Juego del portero

Rara vez el portero saca en largo. Inicia con uno de los centrales, que suele ser Senderos, o con los laterales. No suele precipitarse en el saque ni equivocarse, lo que da sensación de tranquilidad y experiencia. El presumible titular es Benaglio.

La presión

Se trata de un equipo ordenado. Presionan de una manera zonal, es decir, se repliegan a posiciones de partida y, a partir de ahí, según llega el contrario por su zona intervienen al poseedor del balón y posibles contrarios cercanos. No se trata de una presión total, sino de la acumulación de jugadores por zona.

Salida de juego

Inician siempre desde atrás en corto, preferiblemente Senderos, que es primera línea de pase, o los laterales. Conectan si pueden con el medio centro Inler, el más capacitado, aunque los bandas Behrami y Fernandes se ofrecen. Otra alternativa observada de Senderos es el desplazamiento a los costados o directamente a los puntas si no tiene claro el pase por dentro. Destacar a Nkufo, que viene a recibir y hacer paredes por dentro. Una alternativa que da buenos resultados en la progresión y la llegada.

Ritmo de juego

No imprimen mucha velocidad. No tienen mucha capacidad para ello y tampoco sin balón dan muchas alternativas. Son previsibles y cuando van perdiendo la aceleración les desajusta. Sólo los bandas ayudados por los laterales dan cierto dinamismo.

Actitud

Son un equipo ordenado, de movimientos sencillos, y los acatan sobre todo con marcador positivo para ellos; cuando van por detrás mantienen bastante la calma.

Condición física

Han ido de menos a más en la preparación del Mundial. La sensación en el último partido ante Italia fue buena. Desgastaron durante muchos minutos, aunque no es esta una faceta por la que destaquen. Llegan más justos que sobrados. Individualmente mostraron poderío los dos pivotes Inler y Huggel y trabajó llamativamente Nkufo por su participación y movilidad.

Aspectos positivos

Es un equipo sin figuras rutilantes, pero con un bloque homogéneo y disciplinado. Sabiéndose inferiores técnicamente a España harán hincapié en los repliegues y jugarán al contragolpe. Atención especial a las salidas desde atrás del medio centro Inler y su poderoso golpeo largo, así como a la movilidad y juego entre líneas de Nkufo y el acierto rematador de Frei, si finalmente se recupera. Si no, podría estar de entrada Yakin, jugador completo, con buen pase final y acierto rematador. Behrami tiene velocidad y cierto desborde por la derecha.

Aspectos vulnerables

La poca velocidad de Senderos puede tirar atrás la línea y abrir espacios entre esta y los pivotes, vital para el juego de los españoles y acabar desincronizando el mecanismo defensivo. La banda izquierda es menos defensiva por las pocas ayudas del medio Fernandes, más pendiente de atacar.