Público
Público

Osasuna despierta al Levante

El equipo levantino se deja el liderato después de perder ante un Osasuna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los mejores sueños terminan con un abrupto despertar. El Levante, que llevaba unas semanas instalado en una nube, se topó ayer en Pamplona con una partido que se parece más a lo que se esperaba de ellos a principio de temporada que a la grandeza que les ha rodeado en los últimos tiempos.

Osasuna demostró, desde el primer momento, estar bien conjuntado. Los rojillos dominaron el centro del campo y desconectaron las sinergias en las que el equipo granota ha basado su éxito de los últimos tiempos. Ni Barkero, ni Juanlu ni Valdo encontraron los huecos que antes veían con facilidad. Osasuna lo consiguió, además, sobreponiéndose a muchas adversidades. En la primera parte ya habían consumido dos cambios por lesiones de los defensas y en el segundo tiempo se quedó 37 minutos sin Cejudo, que había marcado el primer gol.

Mendilibar planteó el encuentro desde el balón y el movimiento constante. Con eso le dio para dominar absolutamente la primera mitad y tener buenas ocasiones. Nekounam y Cejudo eran la correa de transmisión de un equipo entretenido que tenía enfrente el líder del campeonato. En el Levante falló también otro de los hombres clave de su machada: Munúa. El guardameta estuvo impreciso, incapaz de agarrar balones y un poco lento.

Fue la primera derrota, pero no se puede olvidar lo vivido. Quedan réditos de la ensoñación, como los 23 puntos que aparecen en su clasificación, un empujón decisivo para quedarse en Primera o el recuerdo de aquellos días en los que fueron héroes. No hay motivo para el llanto, durante diez jornadas han desafiado el statu quo de la liga de los dos gigantes.