Público
Público

Pañolada contra Aguirre

Han bastado tres meses para que acudir al estadio rojiblanco, pese a las ilusiones iniciales, recuerde a cualquier temporada reciente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Doce minutos tardaron en escucharse los primeros pitos de la afición del Atlético, harta de su equipo y de su entrenador. Antes, al llegar al campo, Aguirre ya escuchó de cerca los cánticos que comienzan a ser habituales por la zona: 'Aguirre vete ya'. Al final también. Y no fue para menos. La sesión, muy vaciada de titulares, fue insoportable.

Han bastado tres meses para que acudir al estadio rojiblanco, pese a las ilusiones iniciales, recuerde a cualquier temporada reciente. El Orihuela era una invitación para que los chicos de Aguirre se redimieran de sus últimos resultados. Pero tampoco fue el día. Ante un equipo de Segunda B, que jugó a defenderse, el Atlético volvió a demostrar todas sus carencias. También con los suplentes, que la mayoría de los titulares gozaron de descanso.

El primer tiempo del se esfumó entre el desatino de Forlán y Sinama, y el pánico que crearon Tevenet y Espadas en una doble ocasión que Coupet, héroe inesperado, evitó. La segunda mitad fue aún peor. El Atlético amagó, pero sólo para cubrirse. En definitiva: otro tedio. Aguirre agota sus balas. El Calderón ya no le soporta.