Público
Público

Parker acaba con la resistencia griega

Francia, liderada por su base, se clasifica para semifinales tras derrotar a Grecia y peleará por un puesto en la final con Rusia, que deja en el camino a Serbia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cuadro de las semifinales del Eurobasket se ha completado con las victorias de Francia y Rusia ante Grecia y Serbia, respectivamente, y pelearán mañana por un puesto para la final. Los galos eliminaron a Grecia por 64-56 en un partido que se decidió en los minutos finales. Los de Vincent Collet habían apostado por renunciar al primer puesto en el partido que disputó contra España y medirse a la doble campeona de Europa de cara a evitar a Lituania en semifinales, que, por su parte, cayó ayer ante Macedonia en cuartos.

Grecia, crecida por el desplante francés de designarles como rival más fácil, se empleó con todas sus fuerzas y, tras un inicio poderoso, dominó en el marcador hasta el minuto 32 de partido. Y es que el combinado heleno llevó el partido a su terreno, a una baja puntuación, a un ritmo lento, donde los errores primaban por encima de los aciertos, un buen antídoto para frenar a una Francia, atlética y física, pero donde sólo Tony Parker puede ver el aro con facilidad.

De hecho, el base de San Antonio Spurs fue el que desatascó el encuentro para los 'bleus' con ocho puntos en el último cuarto, que le dieron la delantera al combinado galo, algo que acabó por enterrar las opciones griegas. A la hora de cerrar el partido y la victoria, Francia mostró muchos más recursos técnicos y físicos que los griegos, que solo contaron con Bourousis como jugador más entonado.

Grecia, crecida por el desplante francés, se empleó con todas sus fuerzas

Pero como era de esperar, Grecia plantó cara hasta el final e incluso fue muy amenazante tras una buena salida (5-15, min.7), pero Francia logró equilibrar las cosas, en buena parte gracias a que su rival no mantuvo el acierto y a la labor del 'taronja' Nando de Colo, autor de 12 puntos al descanso.

Así, todo marchaba igualado, con la doble subcampeona continental sin perder la delantera y con el marcador manejándose en pobres guarismos. Grecia volvió a amagar (40-46), pero los galos respondieron y se entró en los diez minutos finales con todo por decidir (40-43).

Y ahí emergió la figura de Tony Parker, hasta entonces tan discreto como su equipo. Con sus puntos, los de Vincent Collet lograron ponerse por delante por primera vez en todo el partido y abrir una brecha casi definitiva (56-50). Los griegos aguantaron este primer golpe (56-54), pero entonces apareció Batum para sentenciar con cuatro puntos seguidos.

Por su parte, Rusia, campeona continental en 2007 a merced de España, ha vencido a Serbia por 77-67 y se ha apuntado a la lucha por las medallas.  Pese a marcar un 0-4 inicial, los serbios salieron más relajados que los rusos y tras aceptar un parcial de 8-0, en tres minutos, comenzó a ir a remolque en el juego. Serbia tendrá que pelear ahora por tener una plaza en el preolímpico como máximo objetivo.

Serbia tendrá que pelear ahora por tener una plaza en el preolímpico

Pérdidas de balón y sobre todo solo 2 rebotes ofensivos en la primera mitad lastraron el juego serbio, ante un Khryapa demoledor en el tiro exterior con tres triples sin fallo en este periodo. Con 34-27 en el descanso, Serbia intentó estrechar el marcador en el inicio del tercer cuarto con un ritmo de juego más vivo y elevando la presión defensiva, lo que le hizo acercarse a un 39-38 en el minuto 23. Pero Rusia no bajó el pistón y el tercer parcial acabó con un incierto 54-48.

Los fallos y aciertos de Teodosic, demasiado solo en la anotación de los serbios, permitieron a Rusia volver a retomar los diez puntos de ventaja (64-54) a falta de los cinco últimos minutos. Serbia tocó a rebato, pero Rusia vio abierta la puerta de semifinales y no quiso desaprovechar la oportunidad.