Público
Público

El parón de selecciones da la razón a las quejas de Mourinho

El luso ya ha criticado duramente las dos fechas internacionales de la temporada. La última ha acabado con tres bajas y tres tocados para el Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Le gusta siempre a Mourinho llevar la razón en todo lo que dice, piensa e interpreta. Pero preferiría seguramente no tenerla en absoluto en este caso. 

Desde su llegada al Real Madrid hace dos años y medio, el técnico portugués ha hecho bandera de varios temas y uno de ellos es el de los partidos de las selecciones en mitad de la temporada.

Es, de hecho, algo que le angustia y le frustra. Cada vez que el infernal calendario ordena un parón por partidos internacionales el luso clama al cielo ante los medios de comunicación.

Lo lleva haciendo puntualmente desde que aterrizó en la capital de España, no sin falta de razón desde luego. Y lo ha hecho con los dos parones por choques internacionales que ha habido ya desde que comenzó la temporada. La última el pasado lunes, un día antes de los partidos de ayer martes.

'No son semanas fáciles, te dejan algunas dudas de cómo van a regresar, si la suerte va a estar con ellos o si van a llegar con problemas o no', comentó en una entrevista a la televisión del club.

Y precisamente en este último parón, el virus FIFA se ha cebado con el Real Madrid. Hay tres bajas seguras: Marcelo para tres meses, Coentrao para uno y Arbeloa para tres semanas, lo que deja la defensa blanca en cuadro. Además, también acabaron con molestias Benzema e Higuain, y Khedira no jugó con Alemania por esta presuntamente ya tocado.

'Así es el calendario, ya lo sabíamos hace meses'

La última vez que el calendario -diseñado por UEFA, FIFA y las ligas de cada país y aprobado por los equipos- deparó otro parón también mereció las críticas del luso. Y esta vez con más razón: España se fue a jugar un amistoso a Puerto Rico tres días antes del inicio de la Liga.

'Es una pena que las selecciones nos dejen una situación complicada la próxima semana antes de comenzar el campeonato. Así es el calendario. Ya lo sabíamos hace meses y hemos intentando organizar la pretemporada de un modo equilibrado para que la gente pueda empezar, quizá no a tope, pero ya bien', comentaba antes de aquel desplazamiento.

El día antes del decisivo duelo de Champions ante el City en el Bernabéu (3-2), el técnico portugués fue más incisivo cuando vio el daño que según él aquel parón había causado en el equipo, que por entonces llevaba en Liga cuatro puntos tras haber empatado con el Valencia y haber perdido en Getafe y Sevilla.

La FIFA indemniza con algo más de 20.000 euros diarios a los clubes por lesiones que superen los 28 días

'La pretemporada ha sido interrumpida por lo que todos los entrenadores que tenemos muchos internacionales consideramos una aberración, pero que sabemos y que nos tenemos que adaptar a esa aberración, que después de una Eurocopa o Mundial, empiezas tarde y con dos grupos diferentes, al final la aberración llega con el amistoso de selecciones, donde cada uno juega donde quiera y hace con los jugadores lo que quiera', afirmó.

'Esto pasa con el Real Madrid, pero también con el City, Bayern Múnich... un montón de equipos con muchos jugadores internacionales. La pretemporada ha sido la posible, pero en este momento estamos preparando ya la de 2013-2014, planificando. No es la pretemporada perfecta, pero no quiero decir que esto es la causa porque ya lo sabíamos. No es una situación sólo del Real Madrid sino de muchos equipos, que están consiguiendo buenos resultados. Acusar de no ser la mejor pretemporada, acuso a los dueños del calendario', añadió.

Ahora al menos la FIFA indemniza con algo más de 20.000 euros diarios a los clubes por lesiones que superen los 28 días. La de Arbeloa no llega, pero sí las de Marcelo y Coentrao. 

El próximo parón será el próximo miércoles de 14 de noviembre con partidos sobre todo amistosos (España viaja a Panamá), y el siguiente de clasificación para el Mundial el 22 de marzo. Así que, Mourinho volverá a tener razones para quejarse.