Público
Público

Un partido entre pitos y trifulcas

Benzema fue despedido con abucheos al ser cambiado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los banquillos eran un camión de nitroglicerina. Por un lado, en el Madrid, Mourinhocon su cohorte de asistentes portugueses que en poco más de cuatro meses ya han tenido varias trifulcas con los rivales la más célebre la que les enfrentó a Preciado. En el otro, el delegado del Sevilla, Cristóbal Soria, con un largo y prolijo historial de broncas y reproches a los rivales.

Con esas bases pasó lo probable y en el descanso se encararon Silvino Louro, entrenador de porteros del Madrid, y el polémico delegado hispalense con los pitos de la grada como sonido de fondo. En su calentura Louro empujó a Herrerín, delegado blanco, que cayó con estrépito al suelo. La cosa quedó ahí y en la segunda parte los ánimos se mostraron más calmados. El partido fue muy trabado, con constantes parones y reclamaciones de ambos bandos. Más guerra que fútbol.

La grada acompañó cada una de las broncas del partido y tampoco perdonó a Palop que perdiese el tiempo desde muy pronto dando por bueno el empate que campeaba en el marcador. También otro nombre volvió a suscitar el runrún de la grada cada vez que entraba en juego: Benzema. El francés es sospechoso para la grada, que no le comprende y que se desespera cuando falla de cara a puerta.

La ausencia de Higuaín, cuya duración es aún desconocida, provoca el pánico en una afición que tiembla con la idea de que Benzema sea el único delantero en un tiempo, una preocupación que Mourinho comparte.

Además se cumplió uno de los temores que expresaba el técnico luso en las últimas semanas: un partido trabado y sin goles que necesita un vuelco sin delanteros en el banquillo. La solución escogida ayer fue quitar a Benzema y jugar con Cristiano de falso nueve, Granero para dar más brío al equipo y Pedro León desde la banda para buscar más fútbol. La salida del francés se vivió con más pitos y sin aplausos, el Bernabéu no confía en él.

Mourinho tendrá otras cosas en las que pensar antes del próximo partido de Liga contra el Getafe. La expulsión de Carvalho fue por doble amarilla, así que cumplirá la sanción en Coliseum. Pepe también fue amonestado y cumple el ciclo. Cristóbal Soria y Louro fueron expulsados por el colegiado durante el descanso.