Público
Público

"El pase de Messi ya es medio gol"

"Hemos demostrado que no hemos perdido nuestra esencia", afirma Pep Guardiola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aunque al principio las cámaras buscaban a Messi, el asistente, todos acabaron encontrando a Pedrito, el goleador. Los focos, sus compañeros, los técnicos, el doctor y Naval, el delegado del equipo. El tinerfeño no ganaba para abrazos y los más de 5.000 aficionados del Barça presentes en el Stade Louis II acabaron coreando su nombre.

Todavía sobre el campo, Pedrito, todo modestia, no dudó en conceder parte del mérito de su tanto a la vista del astro argentino: 'El pase de Messi ya es medio gol, yo sólo tengo que empujarla', comentaba, asfixiado, entre bufidos. Y zanjaba: 'Estamos todos muy contentos, nos ha costado mucho'.

'Estoy muy contento por Pedro, pero también por Bojan', terció Guardiola. 'Estoy seguro de que apretarán fuerte a los de delante', convino el técnico en referencia a los delanteros más consolidados como Ibrahimovic y Henry.

Luego vino la vuelta de honor de rigor. Sin prisas, con la sonrisa orgullosa y aplaudiendo a toda la hinchada desplazada a Mónaco. El equipo entero marchaba, entre abrazos, aplausos y banderas. 'Los jugadores han hecho un esfuerzo enorme demostrando personalidad y carácter. Ha sido la final más difícil que hemos jugado, tras las vacaciones y con tanto calor', dijo el técnico de Santpedor para concluir: 'Sin embargo, se ha demostrado que no hemos perdido la esencia de lo que somos. Así que nada, a seguir; que esto es muy grande'.

En la megafonía del Estadio Louis II sonaba La presó del rey de França de la Compañía Eléctrica Dharma, y algunos jugadores danzaban siguiendo el ritmo de la música, mientras algunas bengalas iluminaban la noche de Mónaco.

'Es un honor haber conseguido cinco títulos seguidos [como el equipo del 52]. Estoy muy satisfecho', añadió el técnico. Además de felicitar a sus jugadores, Guardiola quiso reconocer el apoyo de la afición que ayer acudió a Montecarlo para alentar a su equipo

Sobre un posible penalti que protestaron los ucranianos, Guardiola admitió que pudo existir la falta aunque recordó que, en el primer tiempo, el colegiado no silbó otra pena máxima por manos de Hübschman en una falta que lanzó Leo Messi.