Publicado: 25.06.2015 22:33 |Actualizado: 08.07.2015 12:49

"El paso abanderado por las jugadoras debe servir para dar un buen meneo al fútbol femenino"

Laura Torvisco, entrenadora del Rayo y única mujer que dirige a un equipo de la Liga femenina, aplaude a las internacionales y cree que el debate se ha abierto tras el Mundial va más allá de la selección: "Pedimos que se nos trate de forma igualitaria".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Las jugadoras de la selección española de fútbol a su llegada al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, tras su participación en el Mundial de Canadá. /EFE

Las jugadoras de la selección española de fútbol a su llegada al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, tras su participación en el Mundial de Canadá. /EFE

MADRID.- A Laura Torvisco la contempla una vida entera dedicada a su pasión, el fútbol. A lo largo de los años se ha ganado el derecho de ser una de las voces más autorizadas para hablar sobre la situación que atraviesa el fútbol femenino en España y las incógnitas que se plantean tras el Mundial de Canadá y el duro comunicado de las 23 internacionales. Merece la pena ser escuchada. A ella, entrenadora del Rayo Vallecano femenino y que todavía sigue siendo la única mujer al frente de un equipo en Primera. 

Considera que las futbolistas "han lanzado un SOS del fútbol femenino" y ve que este momento es el propicio para que el fútbol femenino sea, por fin, escuchado y pide que el debate se extienda más allá de si es o no necesaria la destitución del seleccionador Ignacio Quereda. "Necesitamos leyes que nos protejan, que haya inversión, que en la Federación se nos haga caso, que se nos trate de igual a igual, en definitiva que tengamos los mismos derechos que los hombres". 



Pregunta: ¿Qué opinión te merece el comunicado emitido por las jugadoras de la selección española tras el Mundial de Canadá?

"Las jugadoras han querido transmitir el mensaje de "¡por favor, hacednos caso ya!"

Respuesta: Las chicas han escogido el momento de mayor repercusión mediática para lanzar un SOS del fútbol femenino. La prensa lo ha llevado a un terreno más personalizado pero ellas lo que buscan es un cambio para el fútbol femenino en general, no solo dentro de la selección española. Necesitamos leyes que nos protejan, que haya inversión, que en la Federación se nos haga caso, que se nos trate de igual a igual, que tengamos los mismos derechos que los hombres y por supuesto las mismas obligaciones. Entonces, yo creo que las jugadoras han querido transmitir el mensaje de "¡por favor, hacednos caso ya!" Esto es algo que se viene demandando desde hace muchísimos años y nunca se nos ha hecho caso. Entonces, han elegido este momento de boom y de hecho el tiempo les está dando la razón porque han conseguido una atención mediática extraordinaria.

P: ¿Éste es el momento idóneo para que este mensaje cale?

"Yo he tenido compañeras que han estado en la selección en épocas pasadas y esta demanda ya se había hecho otras veces y nunca se nos ha hecho caso"

Yo he tenido compañeras que han estado en la selección en épocas pasadas y esta demanda ya se había hecho otras veces y nunca se nos ha hecho caso. Si tanta gente dice que hace falta un cambio, por lo menos tienen que replanteárselo. Ahora es el momento de hablar, de escuchar y de tirar para adelante. Y que el fútbol femenino coja la posición que puede merecerse. Ojalá suceda.

P: ¿Qué cambios son los que reclama el fútbol femenino?

"Es necesario recortar la diferencia tan enorme que existe entre el fútbol masculino y el femenino"

Para empezar es necesario recortar la diferencia tan enorme que existe entre el fútbol masculino y el femenino. La selección española masculina de fútbol es la más fuerte del país con respecto a otros deportes y, sin embargo, la del fútbol femenino está casi a la cola. Es una pena que estemos tan desacreditadas en ese sentido. Por ejemplo, las jugadoras internacionales de baloncesto cobran 300 euros en dietas por día de concentración y las de fútbol, solo 40. Y 40 porque se lo han subido hace poco, ya que antes cobraban 27. Pedimos algo tan sencillo como que a la mujer se le trate de forma igualitaria con respecto al hombre. Y también que podamos vivir de nuestra profesión, algo que muy pocas deportistas pueden decir. Son muchas cosas que hace falta todavía mejorar.

Laura Torvisco durante un entrenamiento.

Laura Torvisco durante un entrenamiento.

P: ¿Temes que pase el tiempo y que todas estas reivindicaciones terminen cayendo en saco roto?

"Ya ha pasado una semana desde que volvieron de Canadá y todavía nadie de la Federación ha hablado con ellas. A mí me da miedo que se dilate esto en el tiempo y al final los cambios sean mínimos"

Sin duda, el miedo que me da a mí es esto lo dejen pasar. Por ejemplo, ya ha pasado una semana desde que volvieron de Canadá y todavía nadie de la Federación ha hablado con ellas. Los medios de comunicación son efímeros y cuando una noticia deja de tener enganche deja de ser publicada. A mí me da miedo que se dilate esto en el tiempo y al final los cambios sean mínimos. A mí me gustaría que este paso que han abanderado estas 23 jugadoras sirva para que se dé un buen meneo al fútbol femenino y dejen entrar aire fresco, nuevas propuestas, una nueva forma de trabajar… Hace falta que este movimiento genere ilusión y que genere un cambio para que el fútbol femenino crezca y nos lleguen a comparar con países como Alemania o Francia. Esa debe ser nuestra meta y tenemos que dejar de mirar hacia atrás sino hacia adelante. Federación tendrá que su paso adelante, pero esto debe ir más allá. Debe suponer más involucración de las instituciones, más inversión, un cambio de legislación… Para eso seguiremos luchando.

P: ¿Consideras que uno de los cambios, como reclaman las jugadoras, pasa por la destitución de Ignacio Quereda como seleccionador?

Yo soy de la opinión de que la gente puede estar en un cargo tanto tiempo como lo haga bien. Pero también es verdad que se puede plantear el hecho de que al estar muchos años en un mismo puesto te haga pensar que es tuyo. Si una persona lo está haciendo bien, si se recicla, si es capaz de ir progresando en su profesión puede permanecer en un cargo. Pero habrá que ir lo que se ha conseguido y lo que no y, sobre todo, valorar porqué hay tantas quejas. Si ahora las hay y antes también, no serán gratuitas.

P: A las quejas de las actuales jugadoras se han unido estos días las de otras exfutbolistas que vivieron situaciones similares

"Con cerca de 40.000 fichas que tenemos se ha ido a un Mundial con una selección en la que la gran mayoría de jugadoras no se profesionales y si hemos conseguido ese hito con esos porcentajes, ¿qué haríamos con los datos de un país como Alemania que tiene un millón y medio de fichas y con muchas jugadoras profesionales?"

Es que esto no es algo nuevo. Yo conozco a muchísimas jugadoras que han tenido estas mismas quejas, pero ¿porqué hasta ahora nadie ha hecho nada? Pues esperemos que ahora seamos capaces de afrontar estos cambios y que tampoco se quede esto en la mera anécdota del seleccionador. Lo que hace falta es un cambio profundo en el fútbol femenino. Es que con cerca de 40.000 fichas que tenemos se ha ido a un Mundial con una selección en la que la gran mayoría de jugadoras no se profesionales y si hemos conseguido ese hito con esos porcentajes, ¿qué haríamos con los datos de un país como Alemania que tiene un millón y medio de fichas y con muchas jugadoras profesionales? Como país debemos plantarnos y situarnos donde merecemos. Y eso pasa por dar un empujón a este deporte porque viene fuerte y merece que sintamos orgullo de él y no cobrar protagonismo por situaciones tan bochornosas como las que se están dando estos días.

P: También se está hablando de tratos machistas y vejatorios por parte del seleccionador

Hay cosas en España que creemos que tenemos superadas pero siguen ahí. Es triste que sigamos diciendo que yo soy la única entrenadora de Primera División. Es triste porque las condiciones en las que tú tienes que trabajar son tan ínfimas que o, te desborda la pasión y la dedicación, o tienes que abandonar porque la vida te va marcando otros caminos para poder subsistir. Estamos en una sociedad en general machista y esto se consiente. En el Mundial se ha visto como a otras muchas selecciones se les ha dado un trato mucho mejor que a las chicas de nuestra selección. Esto como país nos debería avergonzar.

P: ¿Abogas por establecer cuotas que impongan la presencia de mujeres en puestos directivos o en los cuerpos técnicos de los equipos femeninos?

"A la mujeres no se nos mira el currículum. Es muy difícil que te cojan para entrenar a un equipo femenino y ya si hablamos de uno masculino eso es imposible"

Yo te puedo hablar de mi caso y lo que he comprobado a lo largo de mi carrera. Yo he jugado al fútbol durante quince años y lo he hecho al máximo nivel y llevo entrenando casi otros 15. Y lo que me he dado cuenta es de que porque sí a nosotras no nos suelen poner. No se mira nuestro currículum. Es muy difícil que te cojan para entrenar a un equipo femenino. Ya si hablamos de uno masculino eso es imposible. ¿Cómo podemos hacer para que a la mujer se la califique por su currículum? Esa es la pregunta que lanzo y si alguien tiene una solución que la diga. Insisto en que mi experiencia me ha llevado a la conclusión de en lo primero que se fijan es en que eres mujer y luego, si me dan el puesto, me están mirando con lupa y si tengo un error enseguida voy a desaparecer del puesto. Si hay una fórmula mejor de la que tú propones que me la diga, pero vamos a ponerla en práctica y que sea real. Yo no digo que se imponga a una mujer en un puesto, sino lo que planteo es que si una mujer tiene la cualificación necesaria ¿por qué no puede estar en ese cargo? A nosotras nos siguen cerrando puertas por el hecho de ser mujeres. Y si esta sociedad todavía quiere negarlo y ponerse farruca diciendo que ahora queremos entrar por la fuerza, es que nos han hecho por la fuerza. Ahora, que nos digan cómo podemos acceder a esos cargos. Porque a mí me ha sido imposible. Yo solo quiero que profesionalmente se nos considere igual que a los hombres. Yo he estado rodeada muchas veces de hombres incompetentes y nadie ha dicho nada.