Publicado: 29.09.2015 13:06 |Actualizado: 29.09.2015 13:06

El paso al frente de Neymar y Suárez contra la confianza de 'Chicharito'

El Barcelona comienza ante el Bayer Leverkusen el periplo de partidos sin Messi con el reto de mejorar el juego y las estadísticas goleadoras. Mientras, el mexicano vuelve al Camp Nou como amenaza de los alemanes. El Valencia necesita despejar dudas en Lyon. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Neymar celebra con Luis Suárez el segundo gol del uruguayo contra Las Palmas. /REUTERS

Neymar celebra con Luis Suárez el segundo gol del uruguayo contra Las Palmas. /REUTERS

Afronta el Barcelona el primero de los partidos que tendrá que disputar sin su estrella, Leo Messi. Y lo hará en la Champions en casa ante el Bayer Leverkusen, que se presenta como líder del grupo tras golear al débil BATE Borisov (4-1). Los de Luis Enrique deberán esperar cerca de dos meses para tener recuperado al argentino, que se lesionó en el último encuentro liguero contra Las Palmas.

Sin su referencia total, el Barcelona necesita buscar otros jugadores que asuman la responsabilidad del '10'. Y, sobre todo, necesita futbolistas que vuelvan a colocar la mirilla hacia la portería contraria. El equipo lleva 18 goles de 126 remates en los diez partidos oficiales que ha disputado en este inicio de campaña. Unos números que no encajan con el potencial ofensivo azulgrana y que distan mucho de los que consiguió el año pasado. 



Y ahí aparecen dos nombres propios, Neymar y Luis Suárez. El brasileño intentó tirar del carro tras la lesión de Messi contra Las Palmas pero sin fortuna. Se atrevió a tirar un penalti y lo falló. El brasileño no ha comenzado con buen pie la temporada. Unas paperas le obligaron a perderse los primeros partidos oficiales y desde que ha vuelto al equipo tan solo ha logrado anotar tres goles. Por su parte, el uruguayo fue el artífice de los dos goles que certificaron la victoria ante el conjunto isleño en la última jornada liguera. Junto a ellos, todo hace indicar que serán Sandro o Munir los que se disputen suplir en el once inicial a Messi.

Pero más allá de la dupla atacante, Luis Enrique confía en que el conjunto de la plantilla demuestre que puede imponer una idea de fútbol más allá de que su estrella esté en el césped. El Barça se conjura para dar un paso al frente como equipo, para olvidar el empate desafortunado en Roma (1-1) en la primera jornada y para poder superar al Leverkusen en la tabla. No estará Messi, pero sí el resto de jugadores que el año pasado lograron levantar la quinta Liga de Campeones en la historia del club. Y entre ellos Jordi Alba, que se ha recuperado de su lesión y ya tiene el alta. Luis Enrique también podría recuperar a Claudio Bravo, que podría sentar a un discutido Ter Stegen.

Çalhanoglu y 'Chicharito', amenazas alemanas

Enfrente, el Bayer quiere aprovechar al máximo sus rápidas transiciones para volver a poner al Barça en apuros a la hora de correr hacia atrás. Los alemanes han tomado buena nota del fútbol exhibido por el Celta y su sorprendente goleada hace una semana y sueñan con sacar algo positivo de su visita al Camp Nou. Para ello, buena parte de estas expectativas pasan por Hakan Çalhanoglu y por 'Chicharito' Hernández.

El internacional turco marcó dos de los cuatro goles del Bayer Leverkusen ante el BATE Borisov y es la principal amenaza de los de Roger Schmidt. Es su pieza clave, quien mueve los hilos en ataque, es brillante en los lanzamientos lejanos y de falta directa y asiste al nuevo ariete del equipo de la aspirina, el mexicano Javier 'Chicharito' Hernández, quien vuelve al Camp Nou, pero ya no de blanco y goleando en esta 'Champions'. 'Chicharito' ha confesado que en el equipo alemán ha encontrado la confianza que llevaba buscando los últimos años y ha agradecido dicho respaldo al técnico.

Reválida del Valencia en Gerland

Hoy también juega el Valencia, que necesita un buen partido para empezar a recuperar la confianza desvanecida tras un dubitativo inicio de campaña. Dentro de su irregular comienzo de temporada, el Valencia encontró un pequeño bálsamo el viernes, cuando sumó su segundo triunfo de la temporada con la visita del Granada (1-0). Sin embargo, el equipo 'che' llegó a vencer sin convencer a su afición, que pitó en varias fases del partido.

Precisamente el único partido donde el Valencia logró marcar más de un gol fue en el debut de 'Champions', pero no sirvió para evitar la derrota en casa ante el Zenit San Petersburgo (2-3). Tras tirar de coraje para igualar el 0-2 inicial, un gol de Witsel arruinó en Mestalla la vuelta a la máxima competición continental.

Esta noche, el reto es superar al Olympique de Lyon en el estadio de Gerland. Encuentro en el que no estarán André Gomes ni José Luis Gayá, lesionados. Además, tampoco podrá jugar Zakaria Bakkali, titular el pasado viernes y que no está inscrito para la Liga de Campeones. En el capítulo positivo, ha viajado a Lyon el australiano Mathew Ryan, que ultima su vuelta tras pasar por quirófano, aunque se espera que el buen rendimiento de Jaume Domenech le permita mantener la titularidad por el momento en Francia, donde el Valencia acumula un buen balance histórico con cuatro victorias, cinco empates y dos derrotas.

En Lyon espera un rival que tampoco ha vivido un inicio de temporada soñado, ya que, tras acabar el pasado curso como subcampeón de la liga francesa y mostrando un gran nivel, ahora mismo es octavo clasificado en el campeonato galo, a ocho puntos del liderato que ostenta el PSG. Tampoco logró brillar el Olympique en su estreno europeo, ya que fue incapaz de ganar a domicilio (1-1) a un modesto Gent que acabó el duelo con nueve jugadores. La reciente polémica entre Alexandre Lacazette -que falló un penalti en aquel partido- y el presidente del club Jean-Michel Aulas por revelar las cifras de su contrato confirma que el club no respira el mejor ambiente.

El club galo se reforzó este verano con jugadores importantes como el internacional francés Mathieu Valbuena o el lateral brasileño Rafael, pero ambos están lesionados y no podrán jugar este martes. Además, llegó al equipo Sergi Darder, pero el centrocampista español sigue en proceso de adaptación y no ha podido disfrutar de muchos minutos.