Público
Público

Otro paso hacia la prima

El Madrid consigue la clasificación para octavos con un tempranero gol de Raúl. Tuvo una ambición y agresividad, pese al intenso frío, que no se le ha visto en toda la temporada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dar un paso adelante en los primeros 45 minutos le valió al Madrid para asegurarse el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones. Una noticia excelente tal y como pintaba el panorama hace menos de una semana. En ese arco de tiempo ha reducido la distancia con el Barça a tres puntos y ha certificado su continuidad en Europa. A la espera de jugarse parte de la Liga con los notables, Schuster ha salvado su situación más complicada desde que ocupa el banquillo.

Ayer por primera vez en lo que va de temporada el equipo salió enchufado desde el inicio. El agresivo calentamiento para enjugar les metió el veneno del partido desde el pitido inicial. En este sentido se produjo ese paso adelante del Madrid. En vez de esperar al contrario en su campo y dejarse hacer, se fue arriba a buscar el balón y a forzar el error del tosco BATE. No hay mejor arma para desarmar a un equipo tan corto técnicamente que hacerle sufrir cuando tiene el balón. Entonces es cuando el campo se le hace interminable. La inferioridad le hace ver la portería del contrario un objetivo lejano. El primer beneficiado fue Casillas, que no fue exigido.

También fue más puntiagudo el Madrid cuando le tocó mover la pelota. Inclinó el fútbol hacia la izquierda porque su asimetría es crónica, pero al menos las circulaciones fueron limpias hacia Drenthe. Del zurdo holandés salió el balón que incrustó Raúl. Un tanto de cazagoles. En el segundo palo y tras la espera paciente del error de los centrales bielorrusos. La cotización de Raúl pasa por el área y allí estuvo puntual. Le vendrá bien para su estado anímico a Drenthe haber parido la jugada del gol. Tal y como está dibujado el Madrid su omnipresencia parece obligatoria. En la medida que temple sus roscas el equipo encontrará un mayor sentido a su presencia.

El partido también aclaró que ahora mismo Ramos es central indiscutible. Se siente cómodo y su agresividad sumada a la rapidez de Pepe componen una pareja sólida. A Schuster se le va a medir la personalidad cuando Cannavaro se recupere. Ahora mismo el central italiano no puede competir con ninguno de los dos centrales que eligió el alemán. Torres da para aguantar la posición, que es lo que se le pide a Ramos cuando ejerce en el lateral. No conviene tocar lo que funciona y menos al Madrid, que apenas le está funcionando nada. Gago fue otro de los puntos fuertes que se consolidaron ayer. Hizo un desgaste brutal para equilibrar el dibujo. Ejerció de libre defensivo en el centro del campo. Cada contragolpe que intentaba el BATE se encontraba con la colocación del mediocentro argentino. A partir de él Madrid construyó su mejor fútbol. La secuencia Gago-Guti-Sneijder fue brillante. También porque hubo movimiento constante de los de arriba. Saviola también fue una buena noticia. Al menos hizo de fútbolista gaseosa. Se movió, incordió e hizo daño cuando caía a los costados. .

Ese paso adelante, que debe marcar el estilo, lo perdió el Madrid en el segundo tiempo. Entonces apareció ese equipo zarandeable por cualquiera. Quiso acabar a la contra y se precipitó. Propició la agitación de BATE, hasta que Gago y Guti volvieron a domar el juego desde la pelota y marcaron el camino del primer tiempo. El que necesita desde hace tiempo.