Publicado: 06.12.2015 17:37 |Actualizado: 06.12.2015 17:38

Pau Gasol celebra su partido 1000 en la NBA con un doble-doble en la derrota de los Bulls ante los Hornets

El pívot español se siente un afortunado: "Está claro que llegar a esta marca en la NBA, triunfar con la selección y en la ACB, es un privilegio".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Pau Gasol, con los Bulls, ante David West, de San Antonio Spurs. EFE/TANNEN MAURY

Pau Gasol, con los Bulls, ante David West, de San Antonio Spurs. EFE/TANNEN MAURY

CHICAGO.- El pívot español Pau Gasol, a sus 35 años, ha logrado otra marca importante en su dilatada y victoriosa carrera profesional al disputar el partido número 1.000 desde que llegó hace 15 temporadas a la NBA y aunque lo perdió con su actual equipo de los Bulls de Chicago, su objetivo es "pensar" que puede "jugar aún mejor".

Gasol se convirtió en el jugador número 116 en la historia de la NBA que alcazaba la marca de los 1.000 partidos y quedará en los libros como el que los Bulls perdieron en el United Center, de Chicago, por 96-102 ante los Hornets de Charlotte, propiedad del legendario Michael Jordan.

Aunque le hubiese gustado celebrarlo con un triunfo, el jugador de Sant Boi, en declaraciones posteriores al partido, dijo que lo más importante era haber llegado a la marca y hacerlo con un sin fin de experiencias, unas maravillosas, otras buenas y otras no tan positivas.



"Hoy toca diferenciar dos aspectos importantes en lo que respecta al significado del partido, porque llegar a la marca de los 1.000 es para sentirme orgulloso y feliz, como lo estoy, y por otro lado la decepción de haber perdido un encuentro que era importante para el equipo de cara a la lucha por estar arriba en la Conferencia Este".

Gasol, que concluyó el partido con su noveno doble-doble de la temporada al aportar 13 puntos, 11 rebotes y cuatro tapones, reconoció que la derrota les debe servir de cara mejorar en los próximos encuentros y estar a tope, especialmente en el apartado de la intensidad, que fue lo que consideró le había faltado al equipo.

Aunque Gasol concluye este temporada el contrato por dos años que firmó con los Bulls, el jugador de Sant Boi tiene muy claro que no es el momento de pensar en el futuro sino que está abierto a que lleguen muchos más partidos que puedan incrementar su palmarés.

"Todos los partidos que lleguen serán bienvenidos"

"Todos los que lleguen serán bienvenidos", señaló Gasol. "Espero disfrutar de salud, y luego de mi ambición de seguir haciendo el trabajo que he realizado durante muchísimos años como jugador". Precisamente en esa dilatada carrera de más de 14 temporadas, ha iniciado la decimoquinta como profesional, después de haber jugado seis y media con los Grizzlies de Memphis y otras tantas con Los Ángeles Lakers, donde pudo conseguir dos títulos de liga consecutivos, Gasol reconoció que no hay muchos jugadores profesionales que pueden lograrlo.

"Está claro que eso demuestra una longevidad grande, compromiso y sacrificio profesional enorme y espero seguir disfrutando y sumando", subrayó Gasol. "También es evidente que son muchos años y que por lo tanto habido de todo en esta liga, y cuando digo todo es todo, porque he tenido momentos maravillosos, pero también muy malos, aunque de ellos he aprendido a superarme".

Pau Gasol no se olvida de la selección española

"Está claro que llegar a 1.000 partidos en la NBA, triunfar con la selección, en la ACB, es un privilegio, pero a la vez que he tenido mucha suerte, el poder jugar a este nivel durante tantos años, hacerlo bien y disfrutar, sin tener demasiados problemas de lesiones, así que la mejor valoración es que me siento orgulloso de lo conseguido", valoró Gasol. "Mi deseo es poder seguir así de bien durante el tiempo que pueda", añadió.

Gasol reconoció que el partido 1.000 a partir de ahora sería todo un símbolo en su carrera, pero que si tuviese que recordar uno, en su mente y corazón siempre estará el séptimo de las Finales de la NBA que le ganaron a los Celtics de Boston y con el que los Lakers consiguieron el anillo de campeones de liga.

"En tantos partidos he tenido de todo, muy buenos, malos, horrendos, jugadas muy buenas otras todo lo contrario, en fin, alguno de emociones especiales fue el del debut en la NBA con los Grizzlies, tenía 21 años, muchos nervios, muchas personas viéndome", admitió el mayor de los hermanos Gasol.

Etiquetas