Publicado: 27.01.2014 09:23 |Actualizado: 27.01.2014 09:23

Pau Gasol se topa con Carmelo en el Madison

El ala-pívot español logra un doble-doble pero los Lakers rematan su pésima gira lejos de Los Ángeles con una nueva derrota ante los Knicks (110-103)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los Angeles Lakers plantaron cara en el Madison Square Garden de Nueva York pero se quedaron sin premio (110-103) ante unos Knicks que volvieron a contar con un Carmelo Anthony estelar autor de 35 puntos, que hizo imposible la hazaña para los de Pau Gasol, quien cerró el partido en la buena línea de este mes de enero con 20 puntos y 13 rebotes.

Gasol logró el cuarto doble-doble consecutivo, décimo en lo que va de enero y el vigésimo segundo desde que comenzó la temporada, líder del equipo en ese apartado estadístico. Pero no pudo impedir la quinta derrota en los siete partidos que han disputado en la gira que se conoce como la de los "Premios Grammy" (2-5)

Gasol jugó 39 minutos, el segundo de su equipo que más tiempo estuvo en la pista del Madison Square Garden, y anotó 8 de 15 tiros de campo y 4 de 6 desde la línea de personal. El jugador de Sant Boi capturó 11 rebotes defensivos de los 13 que tuvo, además de dar cuatro asistencias, puso dos tapones, perdió sólo un balón y no cometió ninguna falta personal.

Los de D'Antoni cerraron así una mala semana en la que después de ganar en Toronto el pasado domingo, han sumado cuatro derrotas con la de este domingo en territorio 'Melo'. La estrella de los Knicks firmó 35 puntos para sumar un total de 97, tras su exhibición hace dos días ante los Bobcats (62 puntos), en dos partidos. Al descanso, Carmelo sumaba ya 20, y junto a él Felton mantenían a raya a unos Lakers liderados por el pívot español.

Por su parte, Jodie Meeks fue de menos a más y tiró del conjunto angelino. Los de D'Antoni llegaron con opciones al último parcial, pero en este último cuarto la defensa de Lakers no fue lo suficientemente contundente para frenar a los locales. Tim Hardaway Jr anotó 16 puntos en la segunda mitad para los de Nueva York y Tyson Chandler terminó haciéndose fuerte bajo los aros.

Los Lakers se quedaron así con la miel en los labios y volvieron enseguida a una dura realidad de derrotas. Los Kincks, que viven también en la incertidumbre de un duro destino plagado además de bajas como su rival este domingo, suman la segunda victoria consecutiva.