Publicado: 12.08.2015 11:03 |Actualizado: 12.08.2015 11:03

Pedro se muestra ambiguo sobre su deseo de marcharse del Barça después de regalarle la Supercopa

El jugador canario critica al secretario técnico blaugrana por revelar a los periodistas que quiere marcharse del club

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El delantero del FC Barcelona, Pedro, levanta el trofeo que les acredita campeones de la Supercopa de Europa, al derrotar por 5-4 al Sevilla, en el encuentro que han disputado en el estadio Boris Paichadze Dinamo Arena, en Tiflis (Georgia). EFE/Kiko Huesc

El delantero del FC Barcelona, Pedro, levanta el trofeo que les acredita campeones de la Supercopa de Europa, al derrotar por 5-4 al Sevilla, en el encuentro que han disputado en el estadio Boris Paichadze Dinamo Arena, en Tiflis (Georgia). EFE/Kiko Huesca.

BARCELONA.- El delantero del Barcelona Pedro no fue claro sobre si quiere dejar el club tras reaccionar airadamente a los comentarios del secretario técnico, Robert Fernández, de que estaba buscando una salida del conjunto azulgrana.

Pedro fue clave el martes al salir desde el banquillo y anotar para decidir en el emocionante partido de la Supercopa de Europa contra el Sevilla, y después se mostró ambiguo sobre su futuro. "Hoy Robert ha hecho unas declaraciones muy desafortunadas, he cruzado dos palabras con él y no sabe lo que he vivido yo en el club para hablar así de mí", dijo Pedro a los periodistas. "Sé que soy y seré siempre del Barça. Gente así no debería hablar de esa manera", añadió.



"La respuesta es que no (me quiero ir). Pero es complicado por muchas cosas", dijo el jugador canario. "No por dinero, como se ha hablado, que es otra falta de respeto", apuntó. "Es cuestión de continuidad, de minutos, yo soy un jugador ambicioso. Me vaya o me quede yo seré siempre de este equipo", añadió.

Pedro ha tenido oportunidades limitadas en el Barça por la presencia de jugadores como Lionel Messi, Neymar y Luis Suárez, y hay informaciones que lo vinculan con el Manchester United.

Tras la final de la Supercopa, Robert Fernández repitió que Pedro quería irse y que cualquier club que quisiera llevárselo tendría que pagar la cláusula de rescisión de 30 millones de euros.

"Todos hemos dicho que no queremos que se vaya, pero es su decisión", dijo Fernández a los periodistas. "Es un jugador con un enorme talento dentro y fuera del campo, pero se quiere ir y no hay nada que podamos hacer". "La cláusula no es negociable y este podría ser su último partido".