Público
Público

Pedrosa ejerce de Rossi

Dani se impone en Mugello, en una carrera sin emoción, postulándose como el gran rival de Lorenzo por el título

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vacío encontró pronto sucesor. Pedrosa. El único candidato que se siente preparado para ejercer de Rossi. Menos mágico que Il Dottore, pero más técnico. Menos leyenda, pero, desde el sábado, más enemigo de Lorenzo. Menos ganador en cualquier comparación con Valentino, pero el único preparado para ponerle acicate al Mundial en la larga ausencia del italiano.

En Mugello, tras una carrera impoluta, made in Rossi, sin sombra en el rebufo desde el semáforo verde, sin nadie con quien batallar en los interiores, sin enemigo en los tiempos, con el único vicio de encandenar varios giros a 1:49 (de la vuelta 5 a la 9) para confirmar su novena victoria en MotoGP, Pedrosa resituó el duelo por el título. Donde en Le Mans aparecía Rossi, como el perseguidor de Lorenzo, en Mugello le sustituye Dani.

La novena victoria del de Honda en MotoGP lo sitúa a 25 puntos del 99

La suma de factores le favorece. La relación con su Honda ha ganado en calidad, ya no hay excusas por el comportamiento del motor ni vaivenes en las salidas de curva. Además, su rol en la marca japonesa se ha definido ante el empuje de Dovizioso. Dani vuelve a ser de nuevo el primer piloto de Honda, tras algunas voces que lo pusieron en duda por lo visto en las tres primeras carreras, unos galones que se refuerzan con la segunda posición provisional del catalán, a 25 puntos de Lorenzo, en la general del Mundial.

Así queda la nueva rivalidad tras una carrera con pocas emociones en la definición del podio. 'Hoy por ayer ha sido imposible coger a Dani', explicaba Lorenzo, segundo, cabizbajo por no verse en ningún momento en la batalla. 'En el warm up (vuelta de calentamiento) he visto que los neumáticos no funcionaban bien', asumía el 99. Se escapó de Dovizioso a falta de 12 giros, poco antes de conseguir mejorar los tiempos de Pedrosa durante un par de vueltas. Un matiz insuficiente para el de Yamaha, muy estable en el 1:49 durante todas las sesiones de entrenamientos. 'Estoy contento', exhibía Lorenzo como coletilla forzada, antes del gesto hacia Rossi en el podio, donde apareció vestido de amarillo en homenaje a su compañero de marca.

Sin cava ni remojón se quedó Stoner. Un dato significativo ante la ausencia de Rossi. Su cuarto puesto delata su pérdida de estatus ante Dovizioso en el orden natural. Se impuso en la batalla ante Melandri y De Puniet, la misma que abandonó Hayden por una caída. El escenario le viene pequeño por palmarés, pero exhibe su difícil presente en la Ducati.

Todo lo contrario que Aleix Espargaró, octavo, muy cerca de los cronos de Stoner con una Ducati privada. Menos progresión dibuja Barberá (12º) Bautista (14º) volvió a resentirse de su brazo.