Publicado: 19.02.2014 16:48 |Actualizado: 19.02.2014 16:48

Pellegrini afronta una dura sanción tras decir que "un árbitro sueco no puede pitar un partido tan importante"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El técnico del Manchester City, el chileno Manuel Pellegrini, se enfrenta a una dura sanción de la UEFA tras cargar ayer contra el árbitro del partido entre su equipo y el Barcelona, el sueco Jonas Eriksson. El chileno afirmó, tras perder ante los azulgranas por 0-2 la ida de los octavos de la Liga de Campeones, que el árbitro "decidió el partido".

"No fue imparcial", sentenció en la sala de prensa Pellegrini, que sostuvo que la entrada del argentino Martín Demichelis sobre su compatriota Leo Messi, que el sueco Jonas Eriksson castigó con penalti y expulsión al inicio del segundo tiempo, se produjo fuera del área de Joe Hart.

El técnico chileno sostuvo que fue un partido "equilibrado" en el que "el Barcelona tuvo dominio pero no creó sensación de peligro durante todo el partido".

"A pesar de quedar con diez, el equipo tuvo coraje y personalidad para tratar de empatar", dijo Pellegrini, que afirmó que el árbitro "arregló" en el encuentro de hoy un "error" que había perjudicado al Barcelona en un partido anterior ante el Milán. Eriksson "no tuvo ningún control sobre el partido. Fue una mala decisión poner un árbitro sueco en un partido tan importante", afirmó Pellegrini.

El entrenador citizen lamentó que fue "muy difícil disputar los últimos veinte minutos ante el Barcelona con diez jugadores" tras la expulsión de Demichelis. "Aún así, jugamos bien incluso con uno menos. El Barça no tuvo opciones de marcar excepto en el penalti", analizó el chileno, que subrayó que los suyos tuvieron "dos o tres opciones" durante el partido de superar al portero del Barcelona, Victor Valdés.

El vicepresidente de la FIFA Jim Boyce ha calificó de "sinsentido" las críticas de Pellegrini: "Es un completo sinsentido que alguien diga que un colegiado no debería arbitrar un partido importante por el hecho de venir de un país más pequeño", afirmó el directivo norirlandés a la agencia británica PA.

Boyce salió así en defensa de un colegiado que está entre los seleccionados para arbitrar durante el próximo Mundial de Brasil. "Todos los árbitros del Mundial han sido elegidos por un grupo de personas que tienen mucha experiencia y que han juzgado sus actuaciones en competiciones de alto nivel", señaló el vicepresidente de la FIFA.

"Vi el encuentro (Manchester City-Barcelona) y mi opinión personal es que el árbitro hizo un buen partido. Es un colegiado con mucha experiencia que cuenta con muy buenos informes por sus actuaciones en competiciones europeas", destacó Boyce. El directivo del máximo organismo del fútbol mundial consideró que "si un árbitro ha demostrado sus capacidades para trabajar al máximo nivel no debería importar de qué país viene".

La prensa inglesa ha comparado las duras declaraciones de Pellegrini contra Eriksson con aquellas en las que el portugués José Mourinho cargó contra el árbitro alemán Wolfgang Stark en 2011, tras un encuentro ante el Barcelona. El entonces técnico del Real Madrid recibió cinco partidos sanción, que quedaron reducidos a tres en la apelación, y una multa de 50.000 euros por cuestionar la actuación arbitral. "No lo entiendo. ¿Por qué expulsa a Pepe? ¿Por qué no les pitan cuatro penaltis ante el Chelsea? ¿De dónde viene este poder?", afirmó en aquella ocasión Mourinho.