Publicado: 21.03.2014 00:04 |Actualizado: 21.03.2014 00:04

Los penaltis dan el pase al Sevilla en un agónico derbi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tanda de lanzamientos desde el punto de penalti, tras un partido, con prórroga incluida, en el que el Sevilla logró equilibrar el 0-2 de la ida, ha puesto al equipo de Unai Emery en los cuartos de final de la Liga Europa, a donde llega tras un vibrante choque en esta histórica eliminatoria hispalense.

Los dos 'euroderbis' acabaron con sendos 0-2 y fue el Sevilla el que tuvo más temple para, primero equilibrar la eliminatoria, y después para superar una tanda de penaltis que también se le puso cuesta arriba cuando Víctor Machín 'Vitolo' falló el primer lanzamiento.

Como se preveía tras el inesperado resultado de la ida con la clara victoria verdiblanca, el entrenador del Real Betis, el argentino Gabriel Humberto Calderón, alineó a muchos hombres de perfil defensivo para atosigar la creación sevillista, pero también con la intención de buscar la velocidad por las bandas.

El técnico del Sevilla, Unai Emery, por su parte, sacó a toda la artillería, con dos delantero centros como el colombiano Carlos Bacca y el francés Kevin Gameiro y apoyados por el alemán Marko Marin y José Antonio Reyes.

Esa disposición táctica le dio resultado en el arranque a los locales, muy motivados por el calor de su público y con la clara vocación de dejar pasar el tiempo sin que hubiera demasiado que contar.

A los trece minutos se lesionó uno de los tres centrales dispuestos por Calderón, el franco-polaco Damien Perquis, y el técnico suramericano retrasó a esa posición al senegalés Alfred N'Diaye para poner en el centro del campo a José Antonio Delgado 'Nono'.

Para entonces el Sevilla ya había avisado, con dos incursiones de Bacca, que con espacios podría crear peligro, pero fue Reyes el que a los veinte minutos se encontró con un balón dentro del área en una grave descoordinación de la defensa bética para batir a Antonio Adán.

Si los del barrio de Heliópolis pusieron el 0-1 en Nervión al cuarto de hora, los sevillistas tardaron cinco minutos más en hacerlo en el Benito Villamarín.

Estuvo el Betis despistado tras el golpe encajado y el 'eterno rival' quiso tocar mucho el balón, con el croata Iván Rakitic como distribuidor del juego, para encontrar opciones, aunque los locales, sobre todo con la movilidad y rapidez por la izquierda del congoleño Cedrick Mabwati, también buscaron las suyas.

Así se enfiló la recta final del primer período, con un Betis que quiso ordenarse para no pasar por demasiados problemas y un Sevilla con más control pero sin demasiadas ideas en el ataque, con lo que al descanso se llegó con ese 0-1 que dejó abierta la segunda parte.

La reanudación del choque tuvo de entrada una incursión del centrocampista camerunés Stéphane M'Bia sobre la meta de Adán y unas réplicas del hispanobrasileño Leo Baptistao, quien hasta en tres ocasiones casi seguidas puso en problemas al meta portugués Antonio Alberto Bastos 'Beto'.

Esas opciones béticas le dieron seguridad al equipo y también a su hinchada, porque fueron los mejores momentos ante un adversario al que le costó más que en la primera parte tomar la iniciativa.

Calderón hizo salir a los suyos del vestuario con otra predisposición y ello sorprendió mucho a los de Emery, hasta el punto de que Baptistao estuvo cerca del empate a los 64 minutos y fue Beto el que lo evitó con el pié.

El Betis, que siempre dominó el resultado de la eliminatoria, ahora también tuvo controlado el juego y además corría el reloj a su favor sin que aparecieran los delanteros sevillistas ni tampoco los recursos del centro del campo visitante, hasta que Marko Marin sí que encontró el espacio para darle el balón a Alberto Moreno y éste a su vez medido a Bacca para que pusiera el 0-2.

Con la eliminatoria ya igualada, empezó un nuevo partido de un cuarto de hora y la posibilidad de otros treinta minutos de prórroga, a lo que finalmente se llegó.

La media hora de añadido ya fue un partido sin patrón, con ataques a la desesperada hacia una y otra portería, aunque con el Betis intentando tener más el balón para evitar que el rival saliera a la contra, que llegó en el minuto 105 y Adán, como en la ida, volvió a ser el salvador de los verdiblancos con dos paradas en la misma jugada ante Gameiro y Bacca, quien tras ese lance se fue lesionado.

En la segunda parte de la prórroga, con los jugadores agotados y algunos como el bético Cedrick y el sevillista Marin renqueantes sobre el campo y sin posibilidad de ser sustituidos, solo se podía esperar un golpe definitivo de algún contendiente y éste no llegó, con lo que se llegó a la tanda de lanzamientos desde el punto de penalti, que también fue agónica con un último lanzamiento que falló Nono y que le dio el pase al conjunto visitante.

Real Betis: Adán; Juanfran, Amaya, Perquis (Nono, m.15), Jordi Figueras, Juan Carlos; N'Diaye, Lolo Reyes (Jorge Molina, m.93); Baptistao (Salva Sevilla, m.73), Cedrick; y Rubén Castro.

Sevilla FC: Beto; Diego Figueiras; Fazio, Nico Pareja, Alberto Moreno; M'Bia (Vitolo, 76), Rakitic; Marko Marin, Reyes (Coke, m.50); Bacca (Jairo, m.105) y Gameiro.

Goles: 0-1, M.20: Reyes. 0-2, M.75: Bacca.

Tanda de penaltis:

0-0: Vitolo. Para Adán, 1-0: Rubén Castro. Marca, 1-1: Coke. Marca, 2-1: Salva Sevilla. Marca, 2-2: Gameiro. Marca, 3-2: Amaya. Marca, 3-3: Alberto Moreno. Marca, 3-3: N'Diaye. Poste, 3-4: Rakitic. Marca 3-4: Nono. Fuera.

Árbitro: Pedro Proença (Portugal). Amonestó a los visitantes M'Bia (m.19), Diogo Figueiras (m.45), Coke (m.89), Fazio (m.93+) y Jairo (m.105) y al local Nono (m.31).

Incidencias: Partido de vuelta de los octavos de final de la Liga Europa, disputado en el estadio Benito Villmarín ante unos cincuenta mil espectadores, entre ellos unos 2.500 sevillistas concentrados en una zona acotada para los seguidores visitantes. Terreno de juego en buenas condiciones.