Público
Público

"Pensaba que iba a jugar más"

Guardiola protege a Chygrynskyi de la crítica. Fichado a precio de estrella, el ucraniano admite que le está costando adaptarse al juego azulgrana, aunque se reivindica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vida no es tan bella como Dmitro Chygrynskyi se la había imaginado en el Barcelona. El equipo tiene un sistema de juego complejo. La afición, un nivel de exigencia elevado, y el entorno condiciona más de lo que el zaguero ucranio había intuido el pasado verano, cuando Pep Guardiola apretó las clavijas al club para lograr su contratación.

Medio año después de su sonado y caro fichaje (25 millones de euros), Chygrynskyi no es el central que el técnico azulgrana deseaba para reforzar una posición en la que, a inicios de curso, contaba con demasiadas incógnitas (la evolución del lesionado Milito, el estado de Márquez...).

'Voy a triunfar', dice el zaguero, que no es titular desde el 2 de diciembre

Guardiola quería un jugador con carácter, capaz de salir con el balón jugado sin perder la solidez defensiva. Y se ha encontrado un futbolista hoy necesitado de protección, por más que el jugador lo disimule públicamente. 'El Barça me fichó y yo voy a triunfar aquí; voy a jugar y a ganar siempre', afirmó ayer Chygrynskyi, con una rotundidad que destilaba convencimiento.

Sus números, sus actuaciones y su entorno sugieren lo contrario. El central ucraniano, que debutó precisamente con una victoria ante el Getafe en la primera vuelta, ha jugado 10 de los 20 partidos disputados en Liga y la última de sus ocho titularidades data del 2 de diciembre, ante el Xerez.

'Esperaba jugar más o menos siempre, pero una cosa es lo que uno espera y otra la realidad', admitió Chygrynskyi. 'Mis compañeros tienen mucha experiencia y yo necesito más tiempo del que yo pensaba', prosiguió el ucraniano. Le costará tener esos minutos que reclama porque, fuera de la Copa el Barça, Guardiola no parece demasiado dispuesto a exponerlo de nuevo al juicio de la hinchada azulgrana, que no dudó en pitarle en su último partido como titular, hace un mes, en la derrota copera ante el Sevilla.

Todo apunta a que Márquez será quien sustituya al sancionado Puyol

Psicológicamente, Chygryn-skyi ha resultado ser más vulnerable de lo que los técnicos esperaban y los pitos, por más el jugador lo soslaye, han minado su confianza. 'En Ucrania nunca me habían silbado', reconoció ayer, 'pero allí no hay presión del público ni de la prensa; puedes jugar más tranquilo'. En el Barça, el ucraniano carece de esa tranquilidad. Y, pese a que se ha adaptado muy bien al vestuario, el sistema le cuesta y su juego se ha ido empequeñeciendo hasta el punto de que sus opciones de suplir a Puyol mañana es baja por sanción son mínimas.

Todo apunta a que Guardiola, que también dispone de Milito, optará por Márquez cuyo rendimiento ya le satisfizo en Gijón. Y hasta por hacer debutar a Dalmau, del filial, si los médicos no le ofrecen plenas garantías de que Alves -con una elongación- está en perfectas condiciones para volver al extremo derecho.

'Yo pensaba que iba a jugar sin problemas, pero todo, el fútbol también, es más difícil de lo que pensaba', asumió Chygrynskyi. 'Algunos conceptos tácticos son nuevos, pero confío en ofrecer mi mejor nivel antes del final de curso', concluyó.