Público
Público

Pepe consigue operarse en Portugal

El central, contra las preferencias del club, será intervenido mañana en una rodilla por un cirujano de su confianza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Finalmente se impuso la voluntad de Pepe. El central portugués será intervenido quirúrjicamente este jueves en Oporto de una rotura del ligamento cruzado anterior de la pierna derecha que sufrió el pasado sábado en Mestalla frente el Valencia. Desde que Pepe conoció el alcance de la lesión, siempre quiso operarse con el doctor Norohna, un cirujano portugués de su máxima confianza. Y este martes, tras dos días de debate, el club accedió al deseo del futbolista.

Será mañana a las 8.00 horas cuando Pepe pase por el quirófano en el Hospital Orden Da Trinidade de Oporto, pero lo hará bajo la supervisión de los servicios médicos del Madrid. Los doctores Juan Carlos Hernández y Carlos Díez acompañarán al futbolista en su viaje hasta Oporto y coordinarán, en compañía de los galenos portugueses, todos los pormenores de la intervención.

Pese a que el Madrid siempre fue reacio a la posibilidad de que Pepe se operara en Portugal, el futbolista no dio su brazo a torcer. Este martes, el jugador acudió a Valdebebas para visitar a sus compañeros y aprovechó el viaje para mantener una última reunión con los médicos del club. En el encuentro, el central expuso nuevamente las razones por las que prefiere tratarse con el doctor Noronha y no en la capital de España, como pretendía el club.

Pese a que en los despachos de Concha Espina se pensó en el doctor Alfonso del Corral como la primera opción para intervenir a Pepe, el club cede y le dejará marcharse a a Portugal.

Tras dos días llorando su mala fortuna, este martes se volvió a ver optimista a Pepe. En una entrevista concedida a la web del Madrid, el portugués aseguró: 'Nada me quitará la sonrisa que me caracteriza'. Y reveló que Villa le mandó un SMS para interesarse por su estado. 'La lesión fue mala suerte. Villa no tuvo nada que ver, pero le agradezco el mensaje que me envió para darme su apoyo', afirmó emocionado Pepe. A partir de mañana, le esperan seis difíciles meses de recuperación. Aun así, el portugués no pierde de vista el Mundial.