Público
Público

Van Persie le da el clásico al United bajo la mirada de Mourinho

El Manchester vence al Liverpool con el holandés como figura protagonista con un gol y una asistencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Manchester United ha conseguido la victoria ante el Liverpool en Old Trafford (2-1), en el partido correspondiente a la vigésimo segunda jornada de la Premier League, que refuerza una semana más el liderato de los red devils y que aleja, un poco más, al equipo de Brendan Rodgers de los puestos europeos.

En el gran clásico de Inglaterra, con José Mourinho espiando a su rival de Champions en la grada, pronto cogió las riendas del partido el United con el objetivo de llevarse la victoria por la vía rápida.

Aún con la baja de Wayne Rooney, el japonés Shiji Kawaga era la novedad en el once inicial junto a un Robin van Persie que volvió a convertirse en el gran protagonista de su equipo.

Después de varios avisos, y quedando ya patente la conexión por la banda de Patrice Evra, el lateral francés percutía por la izquierda una vez más para servir un balón al corazón del área que Van Persie arrojó al fondo de la meta de Pepe Reina, rozando el minuto 20. Desaparecido del mapa el Liverpool, el United pudo aumentar la ventaja en una auténtica exhibición del equipo de Manchester en los primeros 45 minutos, aunque con la estrecha ventaja el duelo llegó al descanso.

A la vuelta de los vestuarios, Rodgers dio entrada a su fichaje invernal Daniel Sturridge, movimiento clave en la recuperación del equipo red en el partido. Sin embargo, de nuevo Van Persie volvió a ser decisivo al botar una falta que cabeceó Evra antes de que el balón tocara en Nemanja Vidic para certificar el segundo de los locales.

Cuando el partido parecía sentenciado, Steven Gerrard robaba un balón a Tom Cleverly en la frontal para disparar directamente a puerta, cuyo rechazo recogió Sturridge recortando distancias. Con el 2-1, el delantero inglés se echó al Liverpool a la espalda creando peligro en el área de De Gea. En una demostración de casta, los visitantes rozaron el empate ante el líder de la Premier que pudo perder dos puntos al relajarse en la segunda mitad.