Público
Público

El peso de la tradición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Quién será campeón del mundo?, es la pregunta que todos hacen estos días a los que estamos relacionados de alguna manera con el mundo del fútbol. Nadie tiene una bola de cristal. Todos nos movemos por las sensaciones.

Antes de que comenzara el Mundial nos parecía que España e Inglaterra eran las máximas favoritas, por sus espectaculares fases de clasificación, porque Del Bosque había conseguido proyectar la herencia de Luis, abanderábamos el culto al balón y el juego de toque. Capello, por contra, había sabido dotar de mentalidad italiana a un grupo de notables estrellas del firmamento futbolístico. Pesaba su etiqueta de ganador.

En los choques de octavos caerán, al menos, tres candidatos al título

Después del primer partido, nadie dudaba de que lo ganarían Alemania o Argentina, tras sendas goleadas y una puesta en escena a la altura de su historia; después del segundo, Argentina multiplicaba sus opciones, se situaba primera en las casas de apuestas y Holanda se sumaba al carro de los favoritos. Como siempre, Brasil, sin el fútbol que ha hecho de su camiseta sinónimo de jogo bonito, entraba en todas las quinielas importantes.

Tiene cinco razones en forma de títulos. La vitola de aspirante está grabada a fuego en su ADN por mucho que Dunga se empeñe en mutarlo, siempre con más practicidad que espectáculo.

Pasa en todos los Campeonatos del Mundo. Vislumbramos sorpresas, equipos llamativos, la eclosión de las selecciones africanas, pero la realidad los vuelve a poner en su sitio.

La primera conclusión es que las selecciones africanas han caído de manera estrepitosa en su Mundial, mientras las americanas son las que mejores sensaciones están dejando. Argentina, Brasil, Uruguay, México están en octavos, mientras Paraguay y Chile disponen de serias opciones.

Por tradición las selecciones europeas siempre van de menos a más

Los europeos siempre van de menos a más. Al final, el peso de la tradición es determinante, aunque los cruces de octavos van a ser demoledores. Caerán, al menos, tres candidatos en choques directos. Al tiempo.