Publicado: 31.07.2014 18:13 |Actualizado: 31.07.2014 18:13

Peter Lim, virtual dueño del Valencia a expensas del visto bueno de Bankia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fundación del Valencia aprobó este jueves, por 17 votos a 2, la venta del 70 por ciento de su accionariado a Meriton Holding, según confirmó su presidente Aurelio Martínez, aunque condicionado a que la empresa de Peter Lim, que ha cambiado sustancialmente su oferta inicial, llegue a un acuerdo con Bankia y a que se solucionen varias contingencias que existen.

Tras una reunión de cinco horas celebrada en el estadio de Mestalla, el patronato decidió por amplia mayoría, aunque no por unanimidad, "enajenar las acciones a favor de Meriton Holding" según apuntó Martínez. El presidente de la Fundación reconoció que entre la propuesta aceptada hoy y la elegida el pasado mes de mayo, entre todas las que se optaron a comprar el club, "hay muchas divergencias y no son comparables porque son cosas diferentes" pero destacó que la auditora Price Waterhouse Cooper "ha explicado que están todas las líneas rojas que debían estar".

"Han dicho que era un buen acuerdo y probablemente el mejor para el Valencia y para la Fundación", apuntó Martínez, que indicó que la diferencia principal es que hay un "reconocimiento total" de la deuda del club y que por tanto no habrá quita en el préstamo que tiene con Bankia. Según desgranó, hay un compromiso de acabar el nuevo estadio antes de marzo de 2019, la Fundación sí que sigue recibiendo los 100 millones pactados, pero el préstamo de Lim que inicialmente era participativo y capitalizable, de 200 millones a un cero por ciento de interés, pasa a ser un préstamo "de socio", de cien millones y a un dos por ciento de interés.

Además, Martínez apuntó que, de esta forma, "la Fundación se libera de su deuda, paga todos los compromisos y se queda para objetivos fundacionales que es para lo que tenía que haber sido destinada y no para ser la propietaria del 70 por ciento, sobre todo cuando no tenía dinero para pagar. Ya ha hecho su trabajo y ahora son otros los que deben terminar sus acuerdos, ya no puede hacer más", zanjó al respecto.

Eso sí recordó que Lim ya ha cedido a jugadores al club, que los podrá adquirir "según el escenario" por un valor cercano a los 35 o 40 millones de euros "y se podría llegar hasta los 60 o 65, es un dinero que aporta en especie". Además, recalcó que al ser el nuevo propietario, aunque el primer garante de la deuda del Valencia es el propio club, "si hay impago le van a exigir garantías y asume todos los compromisos de la entidad". Respecto a los condicionantes del acuerdo, dijo que por una parte está la obligación de que Lim y Bankia cierren un acuerdo respecto a la forma de pago de los préstamos de la Fundación y del club y que en esa negociación deben acordar también como finiquitar la reclamación de Newcoval, una empresa en la que participa Bankia al 50 por ciento, y que ha solicitado que se ponga en marcha una actuación urbanística pactada hace años o que se le indemnice.

Las otras "contingencias" corresponden a la investigación abierta por la Unión Europea para dilucidar la legalidad de unas ayudas recibidas por la Generalitat "que es algo que se ha cuantificado y a lo que se destina una partida"; a la demanda que existe contra la ampliación de capital "que no parece que pueda comportar un grave quebranto económico"; y las posibles implicaciones de la nulidad del PAI de Ribarroja que impulsó el club. "Queda por cerrar ese tema de Porxinos, pero aparentemente, las entidades bancarias quieren llegar a un acuerdo y cálculo que el 12 o el 13 de agosto se firmaría", dijo.

El dirigente dijo que ve "muy difícil" que no se llegue a un acuerdo con Bankia y aunque apuntó que es una "posibilidad remota" señaló que si sucede "habrá que tener otro patronato y ver si sigue o no adelante Peter Lim" y que en ese caso, el club "estaría abocado a un concurso de acreedores o algo parecido pero sería echarse piedras al tejado de todos los participantes". El dirigente explicó que uno de los votos contrarios fue el del representante del Ayuntamiento de la ciudad que se opuso al acuerdo por no estar de acuerdo "con la redacción del articulado, sobre todo de su traducción" al castellano.

"Querían incorporar una redacción al acuerdo, no se ha hecho y ha dicho que institucionalmente no le quedaba más remedio que votar en contra", explicó. Martínez no reveló qué patrono fue el otro que se opuso al acuerdo y señaló que el representante de la Generalitat Valenciana "estaba inicialmente reticente pero se ha sumado al acuerdo" tras ser retirada una cláusula que pedía que se hiciera responsable de las posibles indemnizaciones si prospera una denuncia que cuestiona algunas de las ayudas recibidas por el club.

"Me hubiera gustado que hubiera unanimidad porque le daba fortaleza al acuerdo", admitió antes de señalar que hubiera considerado negativo una aprobación con cuatro o cinco votos en contra. Martínez explicó que Kim Koh, representante de Lim y que será el que supervise el funcionamiento del club si se confirma la venta, ha sido el encargado de presentar la oferta y que los compromisos que ha sumado a la misma, fruto de las preguntas de los patronos, "se han grabado ante notario y se adjuntan al acta".

Tras alcanzar este acuerdo, Aurelio Martínez confirmó que ha presentado su "dimisión", "condicionado también a que se firme", y que a la hora de la firma del acuerdo le habría gustado que fuera algún representante institucional, pero que había "bastantes imponderables que lo impedían". "Ha sido un orgullo defender esto", aseveró.