Publicado: 10.10.2014 11:16 |Actualizado: 10.10.2014 11:16

Pistorius aguarda la sentencia de su polémico veredicto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras evitar la condena por asesinato, el atleta sudafricano Oscar Pistorius volverá a comparecer el lunes ante la jueza del caso para conocer la pena que le será impuesta por matar a su novia, la modelo Reeva Steenkamp, que podría llegar hasta los quince años de prisión. El 12 de septiembre la magistrada Thokozile Masipa le declaró culpable de homicidio por haber disparado cuatro veces a través de la puerta del cuarto de baño, un veredicto controvertido para los expertos penales, que entienden que el acusado debía haber sido condenado por asesinato.

El Tribunal resolvió que el corredor disparó deliberadamente, aunque sin intención de matar, y que además actuó con negligencia frente a la supuesta amenaza de un intruso, ya que tenía otras alternativas -como huir o pedir ayuda- que no habrían provocado una muerte.

El veredicto acepta la versión del deportista, según la cual confundió a Steenkamp con un ladrón que había entrado por la ventana del cuarto de baño. Además considera que en el momento de disparar no podía prever la muerte de su novia. "Creo que la jueza ha cometido un error legal que espero que sea rectificado con la apelación", declara el abogado penalista Martin Hood, con más de 20 años de experiencia en la profesión. "El error está al decidir si era culpable de asesinato o no. Dijo que Pistorius no podía prever la muerte de Steenkamp, pero el caso es si podía prever la muerte de una persona", explica Hood, cuya opinión es compartida por numerosos expertos citados por la prensa sudafricana. "La jueza aceptó que él siente muchísimo lo que pasó y todas las emociones que expresó durante el juicio. Ella ha mostrado simpatía por él. Es habitual y no es ningún problema, la cuestión es si mostró demasiada simpatía hacia el acusado, y eso puede ser un argumento para la apelación", añade.

Otro prestigioso abogado, Marius du Toit, es de la opinión de que había "elementos suficientes" para condenar al velocista por asesinato. Du Toit apunta que, el hecho de que disparara hasta cuatro veces a través de la puerta de un pequeño cuarto de baño, es motivo para determinar que hay posibilidad de matar a quien esté en su interior. No obstante, duda de que el fiscal pueda recurrir el veredicto, ya que la apelación solo se acepta cuando se considera que existe un error en la aplicación de la ley y no en la interpretación de los hechos, como el letrado cree que es el caso.

Televisado en directo y debatido a diario en cantinas, autobuses, y gasolineras de todo el país, el juicio ha dado un tema de conversación común a un pueblo extremadamente fragmentado como el Sudafricano durante siete meses. Además, ha puesto a la justicia sudafricana en el escaparate de una opinión pública global también cautivada por el culebrón, que tiene como trasfondo la arraigada cultura de las armas de fuego y los problemas de seguridad de Sudáfrica, donde mueren asesinadas, según estadísticas de la Policía, 47 personas al día.

"El sistema legal sudafricano ha presentado una imagen de transparencia, una imagen de que nuestras leyes son muy fuertes, pero este caso ha terminado con una percepción negativa, porque se le ha absuelto del cargo de asesinato", declara Hood. "Somos percibidos como una sociedad violenta y este veredicto da la impresión de que nuestros tribunales toleran la violencia", agrega el abogado, que advirtió recientemente que podría provocar que gente que mate a sus cónyuges alegue que actuó en defensa propia.

El veredicto (celebrado por la familia Pistorius) ha sido criticado también en las calles de Sudáfrica, donde pocos se creen la explicación del deportista o comprenden su miedo cerval a ser asaltado en una vivienda de alta seguridad que solo unos pocos pueden permitirse aquí.

La vista sobre la sentencia podría durar varios días, ya que la jueza debe escuchar antes de pronunciarse las propuestas del fiscal y la defensa, que puede también llamar a testigos para lograr rebajar la pena. Asimismo, el Tribunal podría retirarse a deliberar y regresar tras una o varias semanas para leer la sentencia, explica Du Toit.

"Creo que se dictará una sentencia suspendida y alguna otra forma de castigo, pero no creo que vaya a pasar ningún tiempo en la cárcel", vaticina Hood. Du Toit discrepa de su colega, y pronostica una pena de entre 5 y 7 años, aunque la decisión, cuenta, dependerá "del grado de negligencia" con que actuó Pistorius estimado por la jueza.