Público
Público

"Plantearse objetivos a mi edad es ponerse trabas"

Pedro Martínez de la Rosa ha cambiado esta temporada su puesto de probador en McLaren por una plaza en la parrilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La perseverancia que ha posibilitado el regreso de Pedro de la Rosa a la F1 es una de las virtudes que premia la campaña solidaria de Johnnie Walker presentada ayer por el piloto español.

¿Cómo se encuentra?

Físicamente, estoy cogiendo el ritmo porque aunque me haya entrenado muy fuerte fuera de la pista, el coche es otro mundo, muy específico. Puedes simular lo que quieras, pero al final el coche es diferente. Estoy al 70% de lo que puedo dar y necesito coger cada día ese 5% adicional para estar a tope.

La última vez que disputó una temporada completa de F1, en 2002, aún no tenía hijos. ¿El hecho de que ahora tenga tres niñas (7, 5 y 2 años) influye a la hora de pisar el acelerador?

Sí, porque lo único que quieren es que lleve trofeos a casa, así que tengo que apretar más el gas. Cuando me subo a un F1, me siento muy seguro porque se ha mejorado muchísimo en los últimos años. En absoluto es un deporte de riesgo.

¿Seguirá presidiendo la asociación de pilotos?

No lo sé todavía. Tengo que hablar con Fernando y Mark (Webber), que son los dos directores, para ver qué hacemos porque mi objetivo es dedicarle todo mi tiempo a mi equipo.

Cada vez más, los pilotos pagan para llegar a la F1.

Siempre ha sido lo mismo. Es muy difícil entrar en la F1 y este año, con la crisis, en muchos equipos se ha primado la aportación económica más que la calidad. En mi caso, he sabido hacer valer mi experiencia.

¿Le han fichado para ser instructor de Kobayashi?

En F1 no hay instructores de nada, la gente llega con los deberes hechos. Tu compañero de equipo es el que te da de comer y, a la vez, siempre es un hueso. Vamos a intentar llevarnos bien, pero lo voy a tratar como a un rival más.

¿Qué cambia en la preparación de un piloto titular de la de un probador?

Casi nada. Simplemente he entrenado específicamente un poco más el cuello, pero en el aspecto cardiovascular y de resistencia hago lo que he hecho toda la vida porque sigo el programa muscular de siempre. Únicamente estoy ejercitando más el cuello con la máquina que le compré a Montoya (ex piloto de McLaren).

¿Qué supone disputar un campeonato con cuatro campeones del mundo?

Es un orgullo porque desde que estoy en la F1, la de este año es la parrilla con más calidad. Ojalá hagamos buenas carreras, pero a mí me importa muy poco quienes son mis rivales.

¿Se ve en el podio?

¿Por qué no? Con humildad y respeto, yo no voy a renunciar a nada. No vuelvo a la F1 ni a pasearme ni a sacarme ninguna espina, sino a luchar y divertirme.

¿Tiene coche para ello?

El coche me transmite muy buenas sensaciones. Pese a ser muy largo entre ejes, es muy fácil de conducir. Y me gustó mucho el comportamiento general del equipo.

¿Quién ganará al título?

No quiero añadirle presión a Fernando, que bastante tiene ya, pero para mí es el favorito.

¿Aspira a correr en 2011?

Ni me lo planteo. Si a final de año me encuentro fuerte y alguien me quiere, continuaré. A mi edad, los objetivos son trabas. Esto es un bonus y sólo quiero disfrutarlo.